Marvão

Vigilante, paciente e inexpugnable en lo alto de un risco alentejano de la serra de São Mamede se encuentra la villa de Marvão, uno de los pueblos más bonitos de Portugal. Su cuidado y amurallado casco histórico nos propone un viaje en el tiempo con ecos de su pasado glorioso como bastión defensivo contra los ataques de Castilla. Acompáñanos en este viaje por todo lo que ver en Marvão entre callejuelas empedradas, castillos medievales y ruinas romanas

Cualquier lista que recoja los pueblos más bonitos de Portugal tiene que incluir obligatoriamente a Marvão. Resulta imposible no sucumbir al encanto de una villa donde se ha hecho un trabajo formidable para recuperar y mantener su amurallado casco histórico. Pero Marvão empieza a enamorar mucho antes. Cuando la vemos en la lejanía encaramada en lo alto de una montaña rocosa con la que parece mimetizarse.

Cuesta muy poco comprender la importancia histórica de una localidad ubicada a solo diez kilómetros del límite con España. Por este lugar pasaron los romanos, los visigodos y los árabes. A partir del siglo XIII en rey Dinis I reconstruyó su castillo y reforzó la muralla para convertirse en uno de los bastiones inexpugnables de la frontera. Así lo demostró durante la Guerra de Restauración del siglo XVII. Con el fin de las tensiones entre españoles y portugueses, Marvão cayó en el olvido. Sin embargo, ahora se erige como una de las villas más visitadas de Portugal junto a otras como Óbidos y Monsanto. Los atractivos que ver en Marvão son indudables, especialmente los relacionados con el patrimonio.

Marvão desde el Castelo

Marvão desde el Castelo

Cómo llegar a Marvão

En coche. Marvão se encuentra a diez kilómetros de la frontera española. Concretamente del puesto ubicado en la carretera N-521 que une la localidad cacereña de Trujillo con el país luso, muy cerca de Valencia de Alcántara. Una hora y 50 minutos separan Marvão de Cáceres, en un viaje que se realiza íntegramente por la citada N-521. La distancia de Badajoz a Marvão es de 92 kilómetros que nos llevará recorrer una hora y media por la autovía A6 hasta Elvas y posteriormente por las carreteras N246 y N359.

En tren. Esta localidad alentejana contó hasta 2011 con servicio de ferrocarril en su estación de Marvão-Beirã. Por ella pasaba el mítico tren Lusitania que hacía el trayecto entre Lisboa y Madrid. En la actualidad la estación de tren más cercana que tiene Marvão es la de Portalegre, situada a media hora en coche. Esta terminal forma parte de la Línea del Este que une Elvas con Abrantes.

En autobús. Existen servicios diarios que unen Marvão con Portalegre (35 minutos) y Castelo de Vide (15 minutos). Para viajar de Marvão a Lisboa hay que desplazarse hasta la freguesia de Santo António das Areias donde hace parada el autobús de Rede Expressos que llega a la capital portuguesa en cuatro horas y media. De Santo António das Areias sale a las 7:45 horas y de Lisboa, a las 15:00 horas.

Una de las calles mas pintorescas de Marvão

Una de las calles mas pintorescas de Marvão

Hoteles en Marvão

Pasar al menos una noche en Marvão es una bonita experiencia. Si el encanto de la localidad es indudable de día, por la noche con su tenue y sigilosa iluminación se acrecienta. Existen varias opciones económicas para convertir este sueño en realidad. Estalagem de Marvão – Casa de Campo es una de ellas. Se encuentra en pleno casco histórico y sus habitaciones perfectamente equipadas conservan un aroma tradicional con suelos de madera y muebles de época. El hotel Dom Dinis no tiene unos precios excesivos teniendo en cuenta que se ubica en el interior del recinto amurallado y sus habitaciones son un auténtico sueño de colores blancos, detalles románticos y suelos de terracota. Cuenta con un jazuzzi en la azotea.



Booking.com

Para visitar Marvão y otros puntos del Alentejo como Castelo de Vide y Nisa nosotros optamos por alojarnos al otro lado de la frontera, en el camping Aguas Claras. Está próximo a Valencia de Alcántara, pero al mismo tiempo a solo 22 minutos de Marvão. Una buena opción tanto si se acude en autocaravana como si se quiere pernoctar en alguno de sus bungalós. Además cuenta con una gran piscina y está enclavado en mitad de un bellísimo paraje natural.

Qué ver en Marvão en un día con mapa interactivo. 8 visitas imprescindibles

Un día es suficiente para hacer un recorrido por todo lo que ver en Marvão. Hay que tener en cuenta que en esta vertiente del Alentejo hay otras visitas muy recomendables como Castelo de Vide, Nisa, las cascadas y senderos del parque natural de la serra de São Mamede y la aldea de Alegrete. Vamos a hacer un repaso por ocho de esos puntos fundamentales con datos históricos y consejos prácticos.

Castillo de Marvão

Si el emplazamiento de Marvão en lo alto de un peñasco ya se lo ponía muy complicado al enemigo. El anhelo de un ataque se convertía en una quimera gracias a la robustez de su castillo. Estamos ante una de las fortalezas más formidables que se pueden ver en Portugal. Una construcción del siglo XIII, pero remozada casi en su totalidad en el XVII. Desde que accedemos por su puerta y hasta la Torre del Homenaje hay que caminar casi 150 metros por la plaza de armas. 150 eternos metros para cualquiera que lograra la imposible misión de flanquear la puerta principal. Un bastión inexpugnable con una red murallas, torres, baluartes y un imponente aljibe.

Interior del Castelo de Marvão

Interior del Castelo de Marvão

La estratégica situación del castillo de Marvão hace que las vistas desde sus almenas sean sensacionales. Ante nuestros ojos aparece la silueta alargada de la localidad y la dehesa alentejana que la rodea. Todo un espectáculo a cielo abierto que en los meses de verano se convertirá en una auténtica sauna y en los de invierno, en una nevera. Estamos en una zona de extremos, por lo que siempre será aconsejable hacer la visita en primavera o en otoño.

Jardines del Castelo

Jardines del Castelo

No podemos hablar del castillo de Marvão y no hacerlo de su imagen más significativa y la que ilustra este post. La obtendremos fuera, en el jardín con setos y parterres que nos recibe a nuestra llegada. Un cuidadísimo espacio verde desde el que obtener instantáneas para el recuerdo.


HORARIO

Todos los días de 10:00 a 19:00 horas

PRECIO

Adultos: 1,50 euros

Niños hasta 12 años: gratuito


Camino de ronda por la muralla

El recinto amurallado de Marvão cuenta con cuatro puertas de acceso, pero la principal es la conocida como Portas de Ródão (recibe el mismo nombre que la formación geológica que se encuentra a orillas del Tajo 52 kilómetros al norte). No es aconsejable acceder con el coche al casco histórico. Lo mejor es aparcarlo en las zonas habilitadas que hay junto a las Portas de Ródão o más abajo en el convento de Nossa Senhora da Estrela.

Portas de Ródão

Portas de Ródão

Una manera de tener una visión muy certera de Marvão es dar una vuelta completa a su camino de ronda, que en algunas ocasiones nos permite subir a la propia muralla. La sensación de estar en una isla que está prácticamente flotando es formidable.

Muralla de Marvão

Muralla de Marvão

Museu Municipal

Un buen ejemplo de la recuperación del patrimonio de Marvão es su Museu Municipal. Se encuentra en la igreja de Santa Maria, cerrada al culto durante décadas y que cayó en el más absoluto de los abandonos. A finales del siglo XX se decidió darle un nuevo uso a este encalado templo del siglo XVI. Gracias a las donaciones de numerosos vecinos, Marvão cuenta con un interesante museo en el que, en una sola sala, se recogen objetos y piezas que repasan la historia de esta zona entre el Paleolítico y el siglo XX. Entre todas ellas destaca un llamativo fresco que data del siglo XVII.

Museu Municipal

Museu Municipal


HORARIO

Todos los días de 10:00 a 12:30 horas y de 13:30 a 17:00 horas

PRECIO

Adultos: 2 euros

Niños menores de 12 años: gratuito


Igreja de São Tiago

Aunque guarda similitudes con su vecina igreja de Santa Maria, la de São Tiago (Santiago) sí está destinada al culto. Se construyó en el siglo XIV y el color blanco está presente tanto en su exterior como en el interior. Cuenta con tres naves separadas por tres arcos. El sencillo altar mayor está presidido por la imagen de un crucificado. Muy interesante es la capilla barroca de mármol de Estremoz alicatada con azulejos del siglo XVII.

Igreja de São Tiago

Igreja de São Tiago

Casa da Cultura

El antiguo edificio del Ayuntamiento de Marvão que ejerció como tal hasta 1956 cobija en la actualidad un centro cultural donde se celebran exposiciones temporales. Su mayor atractivo radica en el piso superior, donde se ubican las salas que funcionaron como los juzgados de la localidad. En ellas se pueden contemplar los muebles originales de estilo barroco. Sobre ellos trabajó el juez Mouzinho da Silveira, un personaje muy querido y representativo, no solo en Marvão, sino en toda Portugal. Suyo fue el primer código civil del país y la organización en distritos de la geografía portuguesa.

Casa da Cultura

Casa da Cultura

En los bajos del edificio se encontraba la cárcel del municipio. Hoy esas frías y oscuras celdas están repletas de vida gracias a una tienda de artesanía.


HORARIO

Todos los días de 9:30 a 13:00 horas y de 14:00 a 17:30 horas

PRECIO

Entrada libre


Convento de Nossa Senhora da Estrela

Un buen lugar para aparcar el coche a la hora de visitar Marvão en días de mayor trasiego es el convento de Nossa Senhora da Estrela. Se encuentra unos metros más abajo que el acceso al recinto amurallado por las Portas de Ródão. De paso podemos entrar en este templo franciscano del siglo XV con rasgos góticos. Su construcción está relacionada con la imagen de la Virgen que supuestamente escondió el último rey de los visigodos, don Rodrigo. La talla apareció cuando el pueblo de Marvão se zafó del dominio islámico.

Convento de Nossa Senhora da Estrela

Convento de Nossa Senhora da Estrela

Ciudad romana de Ammaia

A ocho kilómetros al sur de Marvão, en la freguesia de São Salvador da Aramenha, encontramos las ruinas de la ciudad romana de Ammaia del siglo I. Sus restos empezaron a excavarse anteayer como quien dice, en 1994. La ciudad quedó soterrada por un cataclismo y durante la ocupación musulmana la zona fue abandonada. Hoy podemos recorrer los restos de algunas viviendas, las termas, el foro y la puerta sur. Las recreaciones que se han realizado de la ciudad, y que se muestran en los paneles informativos, dan una idea de las dimensiones de una urbe que creció gracias a la abundante producción agrícola de la zona, especialmente de vino, aceite, y cereal.

Ciudad romana de Ammaia

Ciudad romana de Ammaia

El complejo de la ciudad romana de Ammaia posee un museo que a todas luces se ha quedado pequeño ante la gran cantidad de hallazgos que se han recuperado de debajo de la tierra. Lápidas, vasijas, lámparas de aceite, adornos, monedas y toda clase de objetos, algunos de ellos muy sorprendentes, se recogen en las diferentes salas y vitrinas.


HORARIO

Todos los días: de 9:00 a 12:30 horas y de 14:00 a 17:30 horas

PRECIO

Adultos: 3 euros


Estación de Marvão-Beirã

Por la estación de ferrocarril de Marvão-Beirã, enclavada a 11 kilómetros al sur de la localidad, dejaron de pasar los trenes en 2011. Para que sus raíles no cayeran en el olvido se puso en marcha una interesante actividad de ‘railbike’ o, lo que es lo mismo, recorrer en bicicletas de dos plazas la vía férrea. Existen dos opciones. Un trayecto corto de 15 kilómetros de dos horas de duración (20 euros por persona) y otro de 32 kilómetros que llega a Castelo de Vide con una duración de cuatro horas (40 euros). La empresa Railbike Marvão es la encargada de desarrollar esta actividad.

Estación de Marvão-Beirã

Estación de Marvão-Beirã

La propia estación de Marvão-Beirã merece una visita por su decoración con la típica azulejería portuguesa. Nos recuerda mucho a la de Vilar Formoso y a la de la freguesia de Pinhão en Alijó.

Dónde comer en Marvão

El casco histórico de Marvão no es prolífico en restaurantes, pero no queremos pasar la oportunidad de mencionar una coqueta cafetería donde comer a buenos precios o simplemente tomar un café o una copa de vino con vistas.

Terraza de O Castelo

Terraza de O Castelo

  • O Castelo (R. Dr. Matos Magalhães 2. Marvão). Cafetería muy agradable con una bonita terraza con vistas donde podemos pasar las horas muertas sin darnos cuenta. Nosotros tomamos allí un delicioso café con unos dulces, pero el establecimiento también tiene un servicio de restauración. Ofrece platos del día a precios muy ajustados, además de tostas, sopas y sándwiches. Todo ello regado con los magníficos vinos alentejanos y con un trato muy cordial.

 

♦ OTROS LUGARES QUE VISITAR EN EL ALENTEJO

Vila Nova de Milfontes, la ‘princesa’ del Alentejo

Vila Viçosa, una visita con olor a azahar

Estremoz, el tesoro de mármol del Alentejo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies