Vila Viçosa

Vila Viçosa es el más bello de los llamados pueblos de mármol alentejanos. Impregnado de un profundo olor a azahar gracias a los naranjos que decoran sus calles, Vila Viçosa fue el hogar de la casa Bragança, la última dinastía que reinó en Portugal antes de la proclamación de la República. Su Paço Ducal es una razón en sí mismo para visitar Vila Viçoca y dejarse seducir por el sosiego de una localidad repleta de historia

Portugal tiene pueblos de granito como Monsanto. Otros de pizarra como Piódão. Los hay de esquisto como Janeiro de Cima. Y también están las localidades de mármol, como Vila Viçosa. A 40 kilómetros de la frontera hispanolusa en Badajoz, aparece este pequeño regalo con olor azahar y un pasado glorioso. Pequeña y coqueta, se visita en apenas unas horas, pero puede convertirse en centro de operaciones para conocer otros puntos del Alentejo como Estremoz, Elvas y la propia ciudad de Évora. En esta guía con todo lo que ver en Vila Viçosa podrás descubrir su desconocido encanto entre naranjos y un absoluto sosiego.

Naranjos en Vila Viçosa

Naranjos en Vila Viçosa

Cómo llegar a Vila Viçosa

En coche. Vila Viçosa se encuentra a solo 40 kilómetros de Badajoz, un trayecto que se realiza por la autovía A6 hasta la localidad de Borba y posteriormente por la carretera N255. Desde Évora hay 70 kilómetros (57 minutos), mientras desde Lisboa el trayecto supone dos horas.

En tren. Vila Viçosa no cuenta con estación de ferrocarril. Las más cercanas se encuentran en Elvas (a 27 kilómetros) y Évora (a 70 kilómetros). Si se llega a cualquiera de estas dos estaciones desde Lisboa u Oporto y posteriormente se quiere visitar Vila Viçosa, existe la opción de desplazarse en taxi. Con Évora hay además una conexión con autobús (entre dos y tres servicios semanales con una duración del trayecto de entre una y dos horas).

Alojarse en Vila Viçosa

El encanto palaciego de Vila Viçosa también se refleja en sus alojamientos. El más destacado y al mismo tiempo más lujoso y elitista es la Pousada Convento de Vila Viçosa. Tiene cuatro estrellas y es contiguo al Paço Ducal. Su proximidad no es casualidad, ya que fue la casa de las damas de la corte. Sus amplias y confortables habitaciones tienen vistas a un jardín con fuentes, estanques y los omnipresentes naranjos. Aunque no lo elijamos para pernoctar en Vila Viçosa, no podemos renunciar a visitarlo.

Jardín de la Pousada Convento de Vila Viçosa

Jardín de la Pousada Convento de Vila Viçosa

Más asequible es el hotel Solar dos Mascarenhas de tres estrellas, enclavado en un elegante edificio del siglo XVI en el centro de Vila Viçosa. Sus habitaciones tienen un estilo moderno y son muy luminosas. Otra opción más económica es la Casa do Colegio Velho también ubicado en una casa señorial del siglo XVI en el casco antiguo de la localidad.



Booking.com

Qué ver en Vilar Viçosa, una visita con olor a azahar

El esplendor de Vila Viçosa le viene dado por haber sido la residencia de la familia Bragança, dinastía reinante en Portugal entre 1640 y 1910. Gracias a esto, la localidad muestra al público uno de los monumentos más interesantes de todo el país, el Paço Ducal. La visitamos durante un viaje de Semana Santa que nos llevó a Elvas, Évora y Estremoz. De regreso a España dedicamos una tarde para conocer todo lo que ver en Vila Viçosa en mitad de una profunda sensación de serenidad gracias a un casco histórico cuidado con mimo donde los naranjos decoran con su frescor y aroma cada rincón.

Paço Ducal

La historia de Vila Viçosa no se puede entender sin la impronta de los Bragança. Esta dinastía pasó de ser una familia adinerada de la nobleza a reinar en Portugal durante casi tres siglos. 140 años antes de alcanzar el trono, el cuarto duque, Dom Jaime, mandó construir el Paço Ducal en Vila Viçosa. Era el año 1501. Hasta entonces había residido en el castillo de la localidad, pero al considerarlo poco cómodo prefirió hacerse su particular ‘chalé’. Un imponente palacio con una fachada de 110 metros de mármol que es única en la arquitectura civil portuguesa.

Vista del Paço Ducal, estatua ecuestre de João IV e igreja e convento dos Agostinhos

Vista del Paço Ducal, estatua ecuestre de João IV e igreja e convento dos Agostinhos

El octavo duque de Bragança fue coronado rey de Portugal en 1640. Hablamos de João IV, cuya estatua ecuestre preside la inmensa explanada que abre frente a la fachada del Paço Ducal. Desde aquel momento, los Bragança se trasladaron a Lisboa pero siguieron visitando con frecuencia Vila Viçosa. Esto provocó que gran parte del mobiliario acabara en la capital del país.

La visita al Paço Ducal se tiene que hacer obligatoriamente guiada. Tiene una duración de 1 hora y se realiza en portugués. Durante el recorrido descubriremos elegantes estancias como el vestíbulo de los duques donde sobresale una alfombra persa del siglo XVI. Llama la atención el estado en el que se encuentran algunas habitaciones, donde incluso hay prendas y objetos pertenecientes a Carlos I, antepenúltimo rey de Portugal, y su esposa Marie-Amélia. Este monarca, apodado  ‘el diplomático’, abandonó el Paço Ducal una mañana del 1 de febrero de 1908 y fue asesinado en Lisboa por la tarde. Murió en el acto y su hijo Luis Felipe, que reinó durante solo 20 minutos, falleció días más tarde.

Vestíbulo de los duques del Paço Ducal

Vestíbulo de los duques del Paço Ducal

Junto al Paço Ducal sobresale la torre de la igreja e convento dos Agostinhos, un templo de estilo barroco convertido en un panteón donde reposan los restos del primer duque de Bragança, dom Afonso, y también de algunas duquesas de la dinastía.


HORARIO

De octubre a mayo

Martes de 14:00 a 17:00 horas

Miércoles a domingos de 10:00 a 13:00 horas y de 14:00 a 17:00 horas

De junio a septiembre

Martes de 14:00 a 18:00 horas

Miércoles a domingo de 10:00 a 13:00 horas y de 14:00 a 18:00 horas

PRECIOS

Billete normal: 6 €

Niños menores de 10 años: gratis

Más información en la web oficial de la Fundación de la Casa de Bragança


Castelo de Vila Viçosa

El paseo más agradable que se puede hacer en Vila Viçosa es caminar desde el Paço Ducal hasta la primigenia residencia de los duques de Bragança, el castillo. Una pequeña caminata por un decorado muy real de casas encaladas decoradas con flores que nacen hermosas en las macetas enganchadas con msmo en la pared. Un pueblo blanco en toda regla que se acrecienta cuando entramos en el recinto amurallado y disfrutamos del cuidado barrio del castillo.

Calle típica de Vila Viçosa

Calle típica de Vila Viçosa

El porqué de las casas blancas con bordes amarillos y azules

Muchas de las casas de Vila Viçosa, especialmente en el barrio del castillo, presentan un blanco inmaculado que combina con los bordes amarillos o azules de puertas, ventanas y bajos. Todos estos colores tienen una razón de ser. El blanco procede de la cal que tiene su origen en el mármol que tanto abunda por estos lares. Cuando las lascas de esta roca se calientan durante días en un horno de arcilla se convierten en óxido de calcio que, mezclado con agua, da lugar a la cal.

Barrio el castillo de Vila Viçosa

Barrio el castillo de Vila Viçosa

Por su parte, los tonos amarillos y azules no son tampoco causales. Los primeros alejan a las fiebres y los azules se dice que ahuyentan a los mosquitos. Esta misma teoría se defiende en el estado indio de Rajastán, donde también el azul está presente en las fachadas de las viviendas con el objetivo de rechazar el calor y a los molestos insectos.

El castillo de Vila Viçosa es de origen medieval y fue mandado construir por el rey D. Dinis en el siglo XIII. Desde 1461 hasta la inauguración del Paço Ducal fue residencia de la familia Bragança. Los espacios ajardinados que abrigan sus murallas son ideales para relajarse y contemplar unas bonitas vistas del casco urbano de la localidad. La entrada es gratuita.

Castillo de Vila Viçosa

Castillo de Vila Viçosa

Murallas del castillo de Vila Viçosa

Murallas del castillo de Vila Viçosa

Museu de Arqueologia y Museu da Caça

El interior del castillo de Vila Viçosa se ha aprovechado para albergar dos interesantes museos. Por un lado se encuentra el de arqueología, que expone una amplia muestra de objetos que van desde el Paleolítico hasta el periodo romano. Incluso hay algunos tesoros egipcios como un llamativo vaso de vísceras.

Museu da Caça de Vila Viçosa

Museu da Caça de Vila Viçosa

En cuanto al Museu da Caça, los más aprensivos pueden pasarlo un poco mal ya que recoge piezas de taxidermia de especies de origen europeo y asiático, trofeos de caza africanos y hasta el cráneo de un elefante pigmeo.


HORARIO

De octubre a marzo

Martes de 14:00 a 17:00 horas

Miércoles a viernes de 10:00 a 13:00 horas y de 14:00 a 17:00 horas

Sábados y domingo de 9:30 a 13:00 horas y de 14:00 a 17:00 horas

De abril a septiembre

Martes de 14:00 a 18:00 horas

Miércoles a viernes de 10:00 a 13:00 horas y de 14:00 a 18:00 horas

Sábados y domingo de 9:30 a 13:00 horas y de 14:00 a 18:00 horas

PRECIOS

Billete normal: 3 €


Santuário de Nossa Sra. da Conceição

Junto al castillo se levanta esta bella iglesia del siglo XV que está decorada con azulejos. Alberga la imagen de la patrona de Vila Viçosa, la virgen de la Concepción. También ejerce como patrona de Portugal porque el primer rey de la casa Bragança, João IV, ofreció su reino a la Virgen y le cedió su corona. Desde aquel momento ningún monarca luso volvió a llevar este complemento.

Santuário de Nossa Sra. da Conceição

Santuário de Nossa Sra. da Conceição

Interior del santuário de Nossa Sra. da Conceição

Interior del santuário de Nossa Sra. da Conceição

La iglesia, también conocida como Solar da Padroeira (casa de la patrona), es lugar de peregrinación cada 8 de diciembre y además fue visitada por el Papa Juan Pablo II durante su primer viaje a Portugal en 1982.

Igreja de São João Evangelista

Otro de los interesantes paseos que propone Vila Viçosa es el gran bulevar de la praça da República. Dejando atrás la vista del castillo caminamos entre floridos árboles hacia la fachada de la igreja de São João Evangelista. Data del siglo XVII y es otro ejemplo del esplendor que la casa Bragança le dio a la localidad. Fue mandado construir para que acogiera un colegio jesuita. El mármol está presente en una imponente portada donde en el siglo XIX se colocó un reloj.

Igreja de São João Evangelista

Igreja de São João Evangelista

Murallas del castillo con la praça da República al fondo

Murallas del castillo con la praça da República al fondo

¿Dónde comer en Vila Viçosa?

Comer en Vila Viçosa es una oportunidad para aproximarse a la interesante cocina alentejana. Nosotros realizamos la visita después de un exquisito almuerzo en la cercana localidad de Estremoz, pero en base a las experiencias de otros viajeros y a la guía Lonely Planet os hacemos estas dos recomendaciones muy diferentes para comer en Vila Viçosa.

  • Taverna dos Conjurados (Largo 25 de Abril, 12. Vila Viçosa). Aunque luzca el nombre de taberna, puede llevar a engaño. Se trata de un restaurante elegante con una cocina muy cuidada que se aleja bastante del concepto de tasca lusa. Eso como es lógico eleva los precios, pero la calidad de los platos es incuestionable. Algunas recetas se remontan a la época de los duques de Bragança. Destacan los guisos de carne de cerdo, el pato con salda de ciruelas, el bacalao a la sal y la perdiz con salsa de azafrán, entre otros. Precio medio por persona: 25 euros.
  • Restaurante Florbela Espanca (Rua Florbela Espanca, 56. Vila Viçosa). Restaurante modesto y muy pequeño próximo al Paço Ducal. Con un trato muy agradable podremos degustar algunos platos típicos de la región como el bacalao ‘Tía María’, la sopa de tomate, el pulpo, la carne de cerdo y jabalí, el gazpacho alentejano, etc. El restaurante suele participar en las numerosas semanas gastronómicas que se celebran en Vila Viçosa a lo largo del año como las centradas en el pesado de río, la carne de jabalí, los espárragos, las recetas del Renacimiento, las sopas…  Precio medio por persona: 13-15 euros.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies