Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp

Presume de ser la villa más antigua de Portugal. La imagen de su puente medieval salvando el cauce del río Lima con la igreja de Santo António da Torre Velha al fondo es su postal más reconocible. Ponte de Lima es una de las localidades más deliciosas del Norte de Portugal gracias a un cuidado casco histórico, a las inmensas posibilidades de ocio que ofrece el río Lima a una constante animación gracias a un amplio programa de actividades, mercados y fiestas. Es la tierra por excelencia del vino loureiro y de maravillas gastronómicas como el arroz de sarrabulho. Vamos a hacer un recorrido por todo lo que ver en Ponte de Lima para saborear al máximo su incuestionable atractivo


Dicen que Ponte de Lima siempre ha renunciado a ser catalogada como ciudad a pesar de tener una población digna de ello. El motivo es que no quiere dejar de ser considerada la “villa más antigua de Portugal”. Un honor que lleva muy a gala y que da una pista de que estamos ante un rincón repleto de historia y tradiciones. Fue en 1125 cuando doña Teresa le concedió a Ponte de Lima la carta foral. 14 años antes de que su hijo, Afonso Henriques, se convirtiera en el primer rey de Portugal y lo que hasta entonces había sido un condado de León se desligó como reino independiente. Es justo por tanto que doña Teresa goce de una escultura en uno de los puntos de paso obligado de la ciudad, la praça da República.

Vista característica de Ponte de Lima
Vista característica de Ponte de Lima

Pero si hay una estampa característica que ver en Ponte de Lima esa es la de su puente medieval, el amplio cauce del río y la igreja de Santo António da Torre Velha al otro lado. Tanto de día como de noche, la postal encandila y resume a la perfección el espíritu de esta villa con un casco histórico delicioso y muy paseable. Ponte de Lima lleva el río que le da nombre en su ADN y en su forma de vida. Los limianos le sacan todo su jugo para pasear en la ecovia que recorre su ribera, hacer piragüismo en sus aguas o, simplemente, darse un chapuzón.

Vista aérea de Ponte de Lima
Vista aérea de Ponte de Lima

Este rincón de la región Norte de Portugal también es sinónimo de vino, concretamente del que se produce con la uva Loureiro. Caldos que maridan a la perfección con una gastronomía muy singular donde brilla el arroz de sarrabulho à moda de Ponte de Lima. Son solo algunas pinceladas de lo que ofrece una localidad vivaracha que cuenta con un apretado calendario de fiestas, encuentros y mercadillos.

Cómo llegar a Ponte de Lima

En coche. Ponte de Lima se localiza en el Alto Miño portugués y está muy bien comunicada al encontrarse a los pies de la autovías A27 (que conecta la localidad con Viana do Castelo y por lo tanto con la costa) y a la A3 (une Oporto con la frontera española en Valença). Esto hace que resulte muy fácil llegar a Ponte de Lima en coche. La separan algo menos de una hora de Oporto, una hora y media de Ourense y apenas 50 minutos de Vigo. Tal y como explicamos en este post dedicado a los peajes en Portugal, hay que tener en cuenta que la A3 es una autopista de pago manual. La A27 por su parte es gratuita.

En tren. Ponte de Lima carece de estación de ferrocarril, por lo que llegar en tren es una tarea más complicada. La más cercana se encuentra en Viana do Castelo (a media hora en coche).

En autobús. Ponte de Lima tiene una pequeña estación de autobuses al oeste del centro junto a la carretera N203, pero los buses de largo recorrido hacen parada en la avenida Antonio Feijó. AV Cura y Transcolvia tienen un servicio a Viana do Castelo (50 minutos) y Rede Expressos conecta la villa con Braga (30 minutos), Valença (25 minutos), Lisboa (6 horas y media) y Oporto (2 horas y cuarto). Los billetes se pueden comprar a bordo de los autobuses.

Río Lima que ver en ponte de lima
Río Lima

Dónde alojarse en Ponte de Lima

Durante nuestra estancia en Ponte de Lima pernoctamos en el Arc My Hotel, un modernísimo alojamiento enclavado al otro lado del río junto a la igreja de Santo António da Torre Velha. Está dividido en dos edificios y cuenta con habitaciones muy confortables y funcionales, algunas de ellas con vistas al río.

Nuestra habitación del Arc My hotel
Nuestra habitación del Arc My hotel

El desayuno es muy completo y con productos de calidad y el trato en todo momento fue cercano y agradable. Está situado en una zona en la que se aparca bien en las calles adyacentes, aunque no hay que olvidar que Ponte de Lima cuenta junto al río con un gran aparcamiento gratuito.

Otros alojamientos recomendables para visitar Ponte de Lima son el Império do Norte, uno de los clásicos de la villa, el hotel rural Solar das Arcadas y el Inlima Hotel&Spa.

Qué ver y hacer en Ponte de Lima en un fin de semana

Un fin de semana es ideal para recorrer todo lo que ver en Ponte de Lima. Dos intensos días en los que mezclar patrimonio, deportes de naturaleza, visitas a bodegas y, por supuesto, su rica y sabrosa gastronomía.

Puente romano y medieval de Ponte de Lima

Los dos elementos que dan nombre a la villa más antigua de Portugal van de la mano. El río Lima (Limia en castellano) y el puente romano y medieval que está considerado uno de los más bellos de Portugal. Su estampa nos recordó mucho a la de Amarante. Está construcción tiene origen romano ya que el emperador Augusto mandó construir en el siglo I un paso dentro de la ruta que unía Braga con Astorga. De ese periodo se conservan siete arcos de los 31 arcos. El resto del puente es medieval, concretamente del siglo XIV. Es el símbolo más reconocible de Ponte de Lima y punto de paso desde hace siglos de los peregrinos que acuden a Santiago por el camino portugués.

Puente romano y medieval e igreja de Santo António da Torre Velha
Puente romano y medieval e igreja de Santo António da Torre Velha

Igreja de Santo António da Torre Velha

Si cruzamos el puente romano y medieval dejando atrás el casco histórico de Ponte de Lima nos toparemos con la igreja de Santo António da Torre Velha. Estamos en la freguesia de Arcozelo. Data del siglo XIX y ocupa el lugar de una antigua ermita. No es un templo de un extraordinario valor arquitectónico, pero es obligado mencionarlo al estar presente en todas las postales de Ponte de Lima. Destaca su campanario decorado con gárgolas en sus ángulos.

Museu do Brinquedo Portugués

Seguimos en Arcozelo. Detrás de la igreja de Santo António da Torre Velha y muy cerca del Arc My Hotel se encuentra uno de los museos más sorprendentes que se pueden ver en Portugal. Los juguetes que se han fabricado en el país luso a lo largo de la historia son los protagonistas de la muestra permanente. Nos llamó especialmente la atención la sala donde aparecen piezas, como muñecos de Pinocho y Donald, elaboradas en otros países europeos y al lado la ‘imitación’ que se hacía en Portugal con medios más modestos.

Coches de juguete en el Museu do Brinquedo
Coches de juguete en el Museu do Brinquedo
Soldaditos en el Museu do Brinquedo
Soldaditos en el Museu do Brinquedo

Hay muñecas, soldaditos, coches, juegos de mesa… El museo está enclavado en una bonita casa señorial de color rojo que posee un cuidado jardín. Desde esta zona verde se accede a otra sala en la que están expuestas varias maquetas de una gran calidad.


HORARIO

De martes a domingo de 10:00 a 12:30 y de 14:00 a 18:00 horas. Última entrada a las 12:00 y a las 17:30 horas.

PRECIO

3€.


Parque Temático do Arnado

Por encima del Museo do Brinquedo se encuentra este maravilloso jardín repleto de rosales, limoneros y fuentes donde crecen nenúfares. Un lugar ideal para pasear con absoluta tranquilidad embriagándose con el aroma de las flores. Se denomina parque temático porque hace un recorrido por el arte de los jardines con guiños a los que había en las antiguas casas romanas, los que se forjaron en el Renacimiento italiano y los del Barroco con sus ornamentos más recargados y complejos. Cuenta además con un invernadero con especies más exóticas.

Parque Temático do Arnado
Parque Temático do Arnado

Ecovia do río Lima

En ambos extremos del puente romano y medieval se puede tomar la Ecovia do río Lima, un camino natural que es posible transitar tanto caminando como en bicicleta. En total tiene 70 kilómetros de longitud. Por el este alcanza la localidad de Ponte da Barca y, por el oeste, se queda a muy pocos kilómetros de la desembocadura del río en Viana do Castelo. Los fines de semana es habitual ver a decenas de ciclistas recorriendo un camino repleto de sombras gracias a los frondosos bosques de ribera.

Ecovia do río Lima
Ecovia do río Lima

Festival Internacional de Jardins

Cerramos la nómina de lugares que ver en Ponte de Lima en este lado del río con otro maravilloso jardín donde el arte se combina con la botánica. Junto a las piscinas municipales de la localidad de extienden 12 hectáreas en las que cada año tiene lugar el Festival Internacional de Jardins entre los meses de mayo y octubre. En él participan una docena de creadores de todo el mundo que elaboran auténticas obras de arte que en cada edición giran en torno a una temática concreta.

Festival Internacional de Jardins
Festival Internacional de Jardins

Lo ideal es visitarlos antes de que apriete el calor del verano y las plantas y flores se vayan marchitando poco a poco. Entre noviembre y mayo se desmontan para preparar la edición del año siguiente.


HORARIO

Mayo, junio y septiembre de lunes a viernes de 10:00 a 19:00 horas.* Fines de semana y festivos, de 10:00 a 19:00 horas.

Julio y agosto, todos los días de 10:00 a 19:00 horas.*

Octubre, todos los días de 10:00 a 18:00 horas.*

*(Los lunes abre a las 13:30 horas).

PRECIO

Adultos: 1€

Niños menores de 12 años: Gratis.


La leyenda del río Lethes

Dice la leyenda que el río Lima se corresponde con el río Lethes (olvido) de la mitología griega. Aquel que se encontraba en el inframundo y que todo aquel que entraba en sus aguas perdía automáticamente la memoria. Mencionado por numerosos autores clásicos, fue escenario de un hecho que se relata en una placa ubicada junto a su curso. Se dice que allá por el año 137 a.C, las topas romanas capitaneadas por Décimo Junio Bruto llegaron hasta su orilla para acometer la conquista de Gallaecia. Los soldados se negaron en rotundo a pisar sus aguas para que no les ocurriera lo que la leyenda aseguraba.

Recreación de los soldados de la leyenda del río Lethes
Recreación de los soldados de la leyenda del río Lethes

En ese momento, Bruto lo cruzó para demostrar que el río no provocaba la pérdida de la memoria. En la otra orilla, el general romano comenzó a llamar a todos los soldados por su nombre. De esta forma demostró que el mito era solamente eso, un mito. Por cierto, la conquista de Gallaecia fue un éxito y a Bruto se le empezó a conocer desde aquel momento como el ‘Galaico’.

Largo de Camões

Sin perder la memoria, cruzamos el río del olvido por el puente romano y medieval para adentrarnos en el cuidado y cautivador casco histórico de Ponte de Lima. La zona que los limianos denominan como ‘além da ponte’. Bullicioso durante los fines de semana gracias a la visita de numerosos españoles, en su mayoría gallegos, uno de sus epicentros es el Largo de Camões. Esta plazoleta presidida por una fuente del siglo XVII, está repleta de terrazas. Es curioso porque esta fuente fue la primera que dotó de agua potable a la villa y por lo tanto era uno de sus bienes más preciado. No es se extrañar que las multas por ensuciarla llegaran incluso a los tres días de cárcel, tal y como se puede leer en la inscripción de granito que se colocó en ella.

Largo de Camões
Largo de Camões

Torres de São Paulo y Cadeia Velha

Ponte de Lima conserva algunos pequeños tramos de lo que fue la muralla que mandó construir el rey Pedro I en el siglo XIV. Los elementos más destacados de esta cerca son las torres de São Paulo y Cadeia Velha. La primera está prácticamente adosada al restaurante Catrina y luce un panel de azulejos que alude a la reconquista de Portugal tras el paso de los musulmanes con la leyenda “Cabras são senhor!” (“¡Son cabras, señor!”). Hace referencia a que el primer rey de Portugal, Afonso Henriques, estuvo a punto de atacar a un rebaño de cabras que confundió con árabes.

Torre de São Paulo
Torre de São Paulo

La torre da Cadeia Velha está unos metros más adelante y acoge exposiciones temporales y la oficina de turismo, donde se ofrece cumplida información sobre todo lo que ver en Ponte de Lima. Un consejo, en la parte posterior de la torre hay unas escaleras desde las que se obtiene una panorámica del largo da Picota repleto de terrazas de los restaurantes con la igreja Matriz al fondo.

Vistas desde la trasera de la torre Cadeia Velha
Vistas desde la trasera de la torre Cadeia Velha

Igreja Matriz

Su campanario más bien parece la torre de un castillo. Una auténtica iglesia-fortaleza en la que destaca el pórtico de estilo románico y que incorpora elementos góticos como el rosetón que hay justo encima. Su interior, bastante sobrio, posee algunas bonitas capillas. La más destacada es la dedicada a Nossa Senhora das Dores.

Igreja Matriz de Ponte de Lima
Igreja Matriz de Ponte de Lima
Una de las capillas de la igreja Matriz de Ponte de Lima
Una de las capillas de la igreja Matriz de Ponte de Lima

Justo al lado de la igreja Matriz se encuentra la igreja da Misericórdia, que puede pasar desapercibida pero que alberga en su interior un sobresaliente púlpito dorado y un altar mayor donde se representa el milagro de la multiplicación de los panes y los peces.

Centro de Interpretação e Promoção do Vinho Verde

Ponte de Lima está en el corazón de la región del Vinho Verde, una de las principales denominaciones de origen de Portugal. A la vez nos encontramos en la subregión de Lima. Aquí, al contrario de lo que sucede en Melgaço y Monçao donde predomina el ‘alvarinho’, la variedad protagonista es la ‘loureiro’. Esta ‘casta’ da lugar a vinos poco alcohólicos con una acidez media o elevada que conquistaron nuestro paladar.

Centro de Interpretação e Promoção do Vinho Verde
Centro de Interpretação e Promoção do Vinho Verde
Catando un vino de Ponte de Lima
Catando un vino de Ponte de Lima

Todo esto viene porque uno de los principales lugares que ver en Ponte de Lima es su Centro de Interpretação e Promoção do Vinho Verde. En un bonito palacete rehabilitado se muestra la historia del vino en la zona. Fueron los romanos los que pusieron la primera cepa. Una labor que se afianzó con la proliferación de los monasterios y se consolidó en la Edad Moderna en las casas señoriales, algunas de las cuales hoy mantienen su actividad vinícola. El centro también brinda la posibilidad de realizar catas.


HORARIO

De martes a domingo de 10:00 a 12:30 y de 14:00 a 18:00 horas. Última entrada a las 12:00 y a las 17:30 horas.

PRECIO

Gratuito.


Paço do Marquês

Llamativo palacio de estructura almenada que nos recuerda a las torres de la muralla y al propio campanario de la igreja Matriz. Se levantó en el siglo XV y es sede del Centro de Interpretação da História Militar que repasa los grandes acontecimientos bélicos vividos en Ponte de Lima debido a su situación estratégica.

Paço do Marquês y escultura de doña Teresa
Paço do Marquês y escultura de doña Teresa

Capela das Pereiras

No podemos dejar de incluir en este repaso a todo lo que ver en Ponte de Lima esta pequeña capilla enclavada en la parte alta del centro histórico. Hasta aquí no suelen llegar los visitantes y turistas, por lo que se respira una absoluta paz que acrecienta el pequeño bosque que hay detrás del templo. Data del siglo XVI y es de estilo barroco, aunque ha sido sometida a varias restauraciones debido a su estado de degradación. Llama la atención su inacabada torre de las campanas. En la actualidad está desacralizada y es una sala de exposiciones.

Capela das Pereiras
Capela das Pereiras

Avenida dos Plátanos

Agradable paseo que se extiende al sur del casco histórico de Ponte de Lima en paralelo al río. Está flanqueado por vigorosos plátanos, algunos de los cuales tienen más de cien años. Caminar por esta avenida es un placer en verano por la sombra que brindan estas auténticas catedrales vivas. Pero el colorido de la avenida dos Plátanos e otoño es sublime. Se trata del lugar donde se instalan los diferentes mercadillos que acoge la villa. Los más importantes son los que se celebran cada quince días los lunes. Durante nuestra visita estaba instalado uno de antigüedades en domingo.

Avenida dos Plátanos
Avenida dos Plátanos

Museu dos Terceiros

Junto a la avenida dos Plátanos se levanta el antiguo convento de Santo António dos Frades y la iglesia de la Ordem Terceira de S. Francisco. Detrás de sus muros se encuentra el Museu dos Terceiros, un espacio que recoge algunas de las piezas de arte sacro más importantes que ver en Ponte de Lima.

Museu dos Terceiros
Museu dos Terceiros

Destacan especialmente las obras escultóricas del siglo XVIII, pero también existen valiosos ejemplos de pintura y orfebrería. Además de los elementos que integran el museo, también merece la pena recorrer las estancias del convento y la iglesia.


HORARIO

De martes a domingo de 10:00 a 12:30 horas y de 14:00 a 18:00 horas

PRECIO

2,50€


Festividades de Ponte de Lima

Ponte de Lima es un municipio muy prolífico en cuanto a fiestas y celebraciones se refiere. Además de las tradicionales festividades anuales, ha ido incorporando diferentes actos que hacen atraen a numerosos visitantes cada fin de semana. Por algo se ha convertido en uno de los ‘concelhos’ más dinámicos de toda la región Norte de Portugal. Una de sus grandes citas es la Vaca das Cordas, que se celebran en la víspera del día del Corpus Christi. Para ello se utiliza un toro (no una vaca) que, guiado por cuerdas, recorre las calles del casco histórico de Ponte de Lima y da tres vueltas a la igreja Matriz tal y como manda la tradición.

En septiembre tienen lugar las fiestas grandes de Ponte de Lima, las Feiras Novas donde se celebra un gran mercado junto al río y hay conciertos, eventos gastronómicos, fuegos artificiales, bailes populares…

Elección de la Rainha das Vendimas
Elección de la Rainha das Vendimas

Durante el fin de semana que pasamos en Ponte de Lima se celebraba la elección de la ‘Rainha das Vendimas’. Concretamente era la fase local de un concurso a nivel nacional en el que participan todas las regiones vinícolas portuguesas. De forma paralela, tuvo lugar la tercera edición de la feria Loureiro Ponte de Lima ConVida para promover el vino local.

Jogos Equestres
Jogos Equestres

Asimismo, la tercera semana de junio se programa la Feira do Cavalo donde Ponte de Lima demuestra su tradición ecuestre con exhibiciones con luces y música y en agosto tienen lugar los Jogos Equestres con concursos hípicos.

Capela de São João

Ponte de Lima posee con un amplio espacio dedicado a los eventos y ferias que acoge la villa. Se trata de Expolima. Muy cerca de allí se levanta la pequeña y coqueta capela de São João, del siglo XIX. Siempre ha estado ligada a una cierta desgracia, ya que un incendio destruyó la capilla primitiva y las raíces de los tilos que la rodean dañaron profundamente la que se levantó en su lugar. Su entorno es uno de los lugares preferidos por los enamorados de Ponte de Lima.

Capela de São João
Capela de São João

Paseo en barco o en piragua por el río Lima

Volvemos al río Lima para proponer uno de los planes más divertidos que hacer en Ponte de Lima. Resulta fantástico ver cómo el río está plenamente integrado en la vida de la localidad. Cuando el tiempo acompaña es habitual ver a jóvenes charlando en sus riberas, numerosos kayaks surcando las aguas e incluso alguna embarcación tradicional. Existe la opción de contratar un paseo en barco aguas arriba en uno de esos botes clásicos de Ponte de Lima que hasta los años 60 del siglo pasado se usaron para transportar personas y mercancías entre Viana do Castelo y Ponte de Lima y Ponte da Barca. Al contrario de los rabelos del Douro Vinhateiro y de los moliceiros de Aveiro, estos barcos tenían la particularidad de navegar aguas arriba con la dificultad que eso conlleva. El señor Caninhas ha recuperado uno de ellos y lo utiliza para ofrecer paseos en barco de lo más relajantes. Parten desde un embarcadero improvisado situado junto a las estatuas de los soldados romanos. Las reservas se pueden hacer en la oficina de turismo.

Barco tradicional de Ponte de Lima
Barco tradicional de Ponte de Lima
Paseo en barco en Ponte de Lima
Paseo en barco en Ponte de Lima

En el embarcadero que hay junto al Festival Internacional de Jardins se encuentra el Clube Náutico de Ponte de Lima donde alquilan piraguas (individuales y dobles) y tablas de paddle surf a precios muy ajustados. También alquilan bicicletas para recorrer la ecovia. En estas aguas entrena Fernando Pimenta, doble medallista olímpico y uno de los piragüistas más destacados de todo el mundo.

Mirador de Santo Ovídio

Una de las mejores cosas que hacer en Ponte de Lima es asomarse a su amplia nómina de miradores. Nos vamos a quedar con uno, el que está situado en el cerro de Santo Ovídio, a 249 metros de altura. Desde este lugar se tiene una panorámica formidable de todo el valle del río Lima hasta casi su desembocadura en Viana do Castelo. También se contempla la silueta urbana de la localidad. En este lugar hubo un castro de la Edad de Hierro.

Visitar una bodega

Hemos hablado de la importancia que tiene la cultura del vino en Ponte de Lima, uno de los epicentros de la región del Vinho Verde portugués. Para meterse de lleno en esta tradición vinícola es fundamental visitar una de sus bodegas, algunas de las cuales están ubicadas en antiguas casas señoriales.

Viñedos de la Quinta das Fontes
Viñedos de la Quinta das Fontes

Nosotros nos acercamos hasta la Quinta das Fontes ubicada en la freguesia de Rebordões-Souto, a ocho kilómetros del centro de Ponte de Lima. Recibe su nombre por la cantidad de fuentes que manan en diferentes puntos de la finca. Una de ellas incluso está en el interior de la casa principal, del año 1836. El sonido del agua pone la relajante banda sonora a un paseo entre los viñedos, limoneros, estanques con cisnes… Un anfiteatro natural tal y como lo denomina la familia Mendanha, sus propietarios. La Quinta das Fontes elabora blancos loureiro y caínho, además del tinto característico de la región del Vinho Verde, el vinhão.

Vinos de la Quinta das Fontes
Vinos de la Quinta das Fontes

Cuando publicamos este reportaje, las viviendas que de la quinta se estaban transformando en un complejo de turismo rural.

Comer en Ponte de Lima su plato más típico

No se puede visitar Ponte de Lima y no probar el buque insignia de su gastronomía, el arroz de sarrabulho. Se trata de un guiso que, al igual que ha ocurrido con otros muchos en numerosas partes del mundo, ha pasado de ser un plato de sobras y de supervivencia a formar parte de las cartas de los restaurantes. En este caso en concreto, se trataba de una preparación que se hacía en la época de la matanza del cerdo para aprovechar restos de carnes y la sangre del animal.

Arroz de sarrabulho a moda de Ponte de Lima
Arroz de sarrabulho a moda de Ponte de Lima

El arroz de sarrabulho a moda de Ponte de Lima se elabora con carnes de cerdo y ternera, que se hierven previamente. Acto seguido se desmenuzan y se utilizan para cocer el arroz junto a la sangre. El resultado es un arroz entre caldoso y meloso con un marcado color oscuro y un sabor potente, pero agradable. Por otro lado, se sirven algunos pedazos de carne y de embutidos como morcilla y ‘alheira’ que se cocinan aparte y que hacen que el plato sea todavía más contundente.  El arroz de sarrabulho a moda de Ponte de Lima se marida, no con vino loureiro, sino con el tinto de esta zona, el vinhão. Se trata de un caldo potente que se suele beber en taza (‘malga’) y no en copa.

Para divulgar y dar a conocer este plato existe una activa ‘confraria’ gastronómica capitaneada por Cristina Mendes y Vitor Monteiro, que nos acompañaron durante el fantástico fin de semana que pasamos en Ponte de Lima.

Carne que acompaña al arroz de sarrabulho
Carne que acompaña al arroz de sarrabulho

Nosotros probamos este plato en uno de los restaurantes más tradicionales y conocidos de Ponte de Lima, O Confrade. Junto a otros restaurantes como Encanada ocupa el edificio del antiguo mercado de abastos de la localidad. En O Confrade nos gustaron también los ‘filetes de pescada’ que se sirven rebozados y el ‘bacalhau a Confrade’, gratinado con queso, fiambre y patatas.

Bacalhau a Confrade
Bacalhau a Confrade

Otro de los restaurantes clásicos para comer en Ponte de Lima es Sabores do Lima, que también sirve el arroz de sarrabulho y especialidades de la casa como la ‘posta grelhada’, el ‘bacalhau’ de la casa y los ‘rojões à Minhota’. Los fines de semana es fundamental reservar ya que se montan enormes colas para lograr una mesa.

ℹ️ OTROS LUGARES QUE VISITAR EN EL NORTE DE PORTUGAL

👉 Montalegre, puerta del parque nacional Peneda-Gerês

👉 Qué ver en Freixo de Espada à Cinta

👉 Qué ver en Pinhão, corazón del Douro Vinhateiro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio