São Pedro de Moel

Arropado por un espeso bosque de pinos, São Pedro de Moel es un agradable y elegante pueblo costero de casas encaladas que, entre calles adoquinadas, miran a la inmensidad del Atlántico. Perteneciente a la ciudad de Marinha Grande, sus extensas playas lo convierten en un destino muy codiciado durante los meses de verano para los que buscan tranquilidad y desconexión. En esta guía encontrarás todo lo que hacer en São Pedro de Moel para disfrutar de unas vacaciones diferentes

Cuando atravesamos Marinha Grande —ciudad famosa por su industria del vidrio— en dirección a la costa nos topamos con un frondoso bosque de pinos que da la impresión de no tener fin. Una joya natural que en octubre de 2017 recibió un duro golpe con el gravísimo incendio que asoló esta zona de la costa lusa. Parece que las retorcidas y vigorosas coníferas que todavía sobreviven acabarán cuando el Atlántico pida el relevo. Sin embargo, llega la sorpresa. Un pequeño pueblo de casas encaladas dispuestas en un curioso trazado de semicírculos concéntricos  surge como de la nada para servir de transición entre el monte y el mar. Entre el verde y el azul. Estamos en São Pedro de Moel. Una localidad dormida en invierno, pero que en verano adquiere un protagonismo singular. Sus elegantes casas y chalés se llenan de familias de la clase media-alta de Lisboa y sus alrededores para disfrutar de unas vacaciones marcadas por la tranquilidad y la desconexión. Porque São Pedro de Moel ofrece eso. No tiene ni discotecas, ni decenas de restaurantes y bares, ni una retahíla de hoteles. Alberga un turismo más selecto que desea olvidarse del estrés entre playas casi salvajes y un agradable aroma a pino y a sal.

Acantilados de São Pedro de Moel con el faro Penedo da Saudade al fondo

Acantilados de São Pedro de Moel con el faro Penedo da Saudade al fondo

Cómo llegar y dónde alojarse en São Pedro de Moel

En coche. São Pedro de Moel pertenece a la ciudad de Marinha Grande, en el distrito de Leiria. Ambas están separadas por solo 10 kilómetros gracias a una estrecha carretera que recorre un interminable pinar. São Pedro de Moel se ubica en la costa de la región Centro a medio camino entre Figueira da Foz y Peniche. Está, por ejemplo, a solo 23 minutos de Nazaré y a poco más de una hora y media de Lisboa. La capital española más próxima es Cáceres, a 3 horas y 44 minutos. Tiene además la ventaja de estar muy bien comunicada, ya que muy cerca pasan varias de las autovías que vertebran Portugal: la A8 (Leiria-Lisboa), la A19 (Norte-Leiria) y la A17 (Aveiro-Marinha Grande).

Una de las elegantes casas de São Pedro de Moel

Una de las elegantes casas de São Pedro de Moel

En tren. São Pedro de Moel no cuenta con estación de ferrocarril. La más próxima es la de Marinha Grande (a 10 kilómetros). Esta estación tiene varias conexiones con Lisboa. La más corta, y que incluye dos trasbordos en Mira Sintra y Caldas da Rainha, sale a las 8:56 horas de la estación lisboeta de Rossio y dura tres horas a un precio de 14,40 euros. Otra opción para llegar a São Pedro de Moel es hacerlo por la estación de tren de Leiria que cuenta con más y mejores conexiones con Lisboa y Oporto. Entre Leiria y Marinha Grande hay seis trenes diarios cuyo trayecto solo dura 10 minutos y los billetes tienen un precio de entre 1,45 y 1,60 euros. En Marinha Grande existe un servicio de taxis que llevan al viajero a São Pedro de Moel por unos diez euros.

Selfie en la playa de São Pedro de Moel

Selfie en la playa de São Pedro de Moel

Hoteles en São Pedro de Moel

La mayoría de las construcciones de São Pedro de Moel son elegantes segundas residencias de portugueses, e incluso españoles, que disfrutan cada verano de unos días de relax en este pequeño paraíso. Esto hace que la oferta hotelera no sea muy amplia, pero sí bastante interesante. El principal hotel de São Pedro de Moel es el Mare e Sol & Spa de cuatro estrellas. Es un alojamiento moderno y elegante de cuatro estrellas que tiene unas vistas inmejorables del océano Atlántico. Está enclavado en primera línea de un acantilado, pero al mismo tiempo muy cerca de la playa de São Pedro de Moel y de la zona de restaurantes.  El hotel cuenta con una zona de spa con baño turco, sauna y jacuzzi. Tiene además restaurante y cada domingo de verano organiza una fiesta al atardecer para disfrutar de un cóctel al ritmo de la música.

Mar e Sol Hotel Spa São Pedro de Moel

Mar e Sol Hotel Spa

Un alojamiento de reciente apertura con un concepto exclusivo y familiar es el HomeMoel, ubicado a solo cien metros de la playa. Las habitaciones están decoradas con mucho gusto y son amplias y confortables. Las tarifas incluyen desayuno buffet  y el hotel posee un restaurante autoservicio abierto las 24 horas.



Booking.com

Otras opciones más económicas para alojarse en São Pedro de Moel son el hotel Verde Pinho de dos estrellas y a 400 metros de la playa, y el hotel Miramar, también de dos estrellas y a solo 200 metros de la playa. La localidad cuenta además con un elegante camping de la red Obitur que, al margen de la zona de acampada, ofrece bungalós totalmente equipados con televisión, cocina, zona de estar y baño privado.

Qué hacer en São Pedro de Moel con aroma a pinos y a sal

Aunque el descanso en sus playas copa los planes que hacer en São Pedro de Moel, existen otras alternativas como el senderismo y los paseos en bicicleta. Todo con el objetivo de disfrutar del contacto con la naturaleza que ofrece esta pequeña localidad costera. Un pequeño edén que enamoró hasta el mismísimo José Saramago. En su imprescindible obra “Viaje a Portugal”, calificó el bosque de São Pedro de Moel como “incomparable”. “Otros pueden ser más opulentos en especies y en porte, pero ninguno como éste merecería tener por habitantes el pueblo mínimo de las hadas, los gnomos y los duendes”. No hace falta añadir más.

Tomar el sol en las playas de São Pedro de Moel

La playa de São Pedro de Moel es una de las mejores de la Región Centro de Portugal. Está rodeada de un paisaje dominado por los acantilados que contrasta con el que vemos, por ejemplo, en la costa de Aveiro. Es un arenal muy amplio resguardado parcialmente de los fuertes vientos que suelen azotar en el Atlántico. El acceso es cómodo desde el paseo marítimo de São Pedro de Moel y la ocupación en verano suele ser alta.

Playa de São Pedro de Moel

Playa de São Pedro de Moel

Los que prefieran algo más de intimidad y un entorno más salvaje, a un kilómetro y medio al sur de la localidad se encuentra la praia das Valeiras. Se llega por una pista que parte del aparcamiento de la playa de São Pedro de Moel. El trayecto se puede hacer tanto caminando, como en bicicleta o coche.

Inicio de la praia das Valeiras

Inicio de la praia das Valeiras

Todavía más al sur, a 17 kilómetros de São Pedro de Moel en dirección Nazaré pero por la carretera de la costa, se halla una de las playas  más bellas de la zona. La praia de Vale Furado es un precioso arenal protegido por grandes acantilados que la fuerza del agua y del viento ha ido horadando. Los colores amarillentos, marrones y ocres de esas paredes rocosas contrasten con el verde de la vegetación que crece en sus cúspides. Un paisaje totalmente idílico.

1,6 kilómetros al norte de São Pedro de Moel aparece otro arenal de similares características a la praia das Valeiras. Se trata de praia Velha, también salvaje y rodeada del frondoso bosque del pinar de Leiria. Cuenta con una zona de aparcamiento y un restaurante.

Practicar senderismo en sus tres rutas señalizadas

El privilegiado entorno de São Pedro de Moel donde el monte y el océano se dan la mano, pone en bandeja la práctica del senderismo. De hecho existen tres rutas señalizadas que se adentran en la frondosidad del pinar de Leiria y que, al mismo tiempo, se asoman a la inmensidad del océano. Precisamente solo la vertiente del bosque más próxima el Atlántico es la que sobrevivió al trágico incendio de octubre de 2017 y que dejó 49 muertos. Aquí puedes descargar el folleto informativo con las indicaciones de las tres rutas que además desgranamos a continuación.

Pasarela sobre la vegetación de los acantilados de São Pedro de Moel

Pasarela sobre la vegetación de los acantilados de São Pedro de Moel

La PR1 (camino de la antigua línea del ‘comboio de lata’) tiene 6,4 kilómetros y parte del antiguo lavadero de São Pedro de Moel para penetrar en el bosque de pinos a través del antiguo trazado de la línea del ‘comboio de lata’. Se trataba de un tren Decauville de vía estrecha que entró en funcionamiento en 1923 para el transporte de leña, rocas y arena. Funcionó durante 42 años, pero la construcción de las carreteras provocó su desaparición. Las tres locomotoras y los vagones, auténticas piezas de museo que parecían de juguete, fueron vendidas a particulares. El sendero transita por bosques de diferentes edades en los que, además de pinos, se pueden ver robles, escobas, laureles, helechos y otras muchas especies vegetales. La ruta es lineal y se regresa a São Pedro de Moel de la misma forma.

Ruta de la antigua línea del ‘comboio de lata’

Ruta de la antigua línea del ‘comboio de lata’

El sendero PR2 (Orla costeira às Pedras Negras) tiene 8,5 kilómetros y comienza en el parque Vale do Ribeiro de São Pedro de Moel para seguir pegado a la costa hasta Penedo da Saudade, uno de los faros más bonitos de Portugal y del que hablaremos más adelante. La ruta prosigue por la anteriormente mencionada praia Velha, donde se puede apreciar la vegetación que va brotando entre las dunas. Un claro ejemplo de la regeneración de la naturaleza, ya que en este lugar se levantaron una serie de construcciones ilegales que fueron demolidas en 1989. La ruta concluye en la praia das Pedras Negras donde se hace un pequeño círculo para regresar a São Pedro de Moel por el mismo camino.

Señalización de la ruta de la orla costeira ao Ribeiro de São Pedro

Señalización de la ruta de la orla costeira ao Ribeiro de São Pedro

Por último el sendero PR3 (Orla costeira ao Ribeiro de São Pedro) de 9,5 km (se puede extender hasta los 11,7 kilómetros) es el único totalmente circular y se puede combinar además con el PR2 ya que tienen un tramo común. Esta ruta se asoma también al faro Penedo da Saudade, sigue por la línea de costa hasta la praia Velha, pero después se introduce en un exuberante bosque de ribera que sorprende por su belleza. Junto al curso del pequeño arroyo de Ribeiro de São Pedro brotan alisos, álamos, sauces, laureles, eucaliptos y robles americanos. En esta zona también se encuentra el paraje de Ponte Nova, un aserradero con molinos hidráulicos.

Rutas en bicicleta por la ciclovía más extensa de Portugal

São Pedro de Moel puede presumir de ser punto de paso del carril bici más extenso de toda Portugal con 62 kilómetros. Un paraíso para los amantes de las dos ruedas y un modelo a seguir, por ejemplo en España. La ciclovía está construida en paralelo a la Estrada Atlántica y cuenta además con senda peatonal. La ruta comienza en la playa de Osso da Baleia y llega hasta Foz do Arelo. Por lo tanto, desde São Pedro de Moel se puede tomar tanto rumbo norte como sur para disfrutar de este deporte con total seguridad.

Un ejemplo es este trayecto entre São Pedro de Moel y Praia da Vieira que supone un agradable paseo de 33 kilómetros (ida y vuelta) de dificultad baja, ya que el desnivel acumulado alcanza solo los cien metros.  Los que no pueden llevar sus bicicletas hasta São Pedro de Moel tienen la oportunidad de alquilarlas o pedirlas prestadas en la mayoría en los hoteles de la localidad. (En este enlace puedes descargar el plano la red de carriles bicis de Marinha Grande).

Subir al faro Penedo da Saudade

En São Pedro de Moel se encuentra uno de los faros más espectaculares de toda Portugal y, al mismo tiempo, de los más visitados. Penedo da Saudade se inauguró en 1912 y consta de una torre cuadrangular de cantería de 32 metros, una cúpula de color rojo y un edificio anexo decorado con azulejos.

Su nombre significa en español algo así como “roca de la nostalgia o de la añoranza”. Aunque a nosotros no nos gusta traducir la palabra ‘saudade’ porque transmite una serie de emociones y sensaciones (equivalentes a la morriña gallega) que se pierden cuando se intenta mudar a otra lengua. Esa ‘saudade’ es la que tenía la duquesa de Carminha cuando en este lugar acudía a llorar la muerte de su marido, Luis de Noronha, séptimo marqués de Vila Real, ejecutado en 1641 por alta tradición.

Faro do Penedo da Saudade São Pedro de Moel faros de Portugal

Faro do Penedo da Saudade (São Pedro de Moel)

La visita al faro de Penedo da Saudade se puede realizar cada miércoles de forma gratuita entre las 14:00 y las 17:00 horas. Este horario puede variar por razones operativas del faro ya que la instalación sigue funcionando a pleno rendimiento.

Visitar la Casa-Museu Afonso Lopes Vieira

Otra de las sorpresas totalmente inesperadas de São Pedro de Moel es la presencia de este museo ubicado en una pequeña finca con vistas al océano. Para muchos sería el lugar de retiro dorado junto al mar. No hace falta más. También lo debió pensar el padre de Afonso Lopes Vieira que se lo entregó a su hijo como regalo de bodas en 1902. Desde entonces se convirtió en la residencia de verano de este poeta nacido en Leiria, pero que pasó gran parte de su vida en Lisboa. Sus obras ensalzan el orgullo de ser portugués y fue uno de los máximos exponentes de la corriente denominada ‘neogarrettismo’.

Casa-Museu Afonso Lopes Vieira

Casa-Museu Afonso Lopes Vieira

Lopes Vieira murió en 1946 y en su testamento legó su casa de verano al municipio de Marina Grande para que se convirtiera en una especie de albergue para los hijos de los trabajadores de las fábricas de vidrio de la ciudad. Al mismo tiempo, se aprovechó la primera planta de la casa para albergar un museo que recorre la vida y obra de Lopes Vieira a través de manuscritos y objetos personales, entre otras piezas. La finca también cuenta con una capilla dedicada a la Virgen de Fátima.


HORARIO

De junio de septiembre

De martes de domingo de 15:00 a 20:00 horas

El resto del año solo se realizan visitas con vita previa

PRECIO

Entrada general: 1,50 €

Niños menores de 10 años: gratis


Otras visitas que hacer en el entorno de São Pedro de Moel

Una interesante visita que se puede realizar a solo diez kilómetros de São Pedro de Moel es el Museo del Vidrio de Marinha Grande. Desde el siglo XVIII esta ciudad cuenta con una importante industria que es mencionada por José Saramago en su obra “Viaje a Portugal”. El museo está enclavado en un edificio neoclásico de dos plantas levantado en 1770 y que albergó la fábrica de vidrio de Guilherme Stephens. En él se repasa el proceso de fabricación y sus componentes tecnológicos y culturales. También se realizan talleres en vivo para que el visitante contemple en vivo este trabajo artesanal. El horario es de martes a domingo de 10:00 a 12:30 y de 14:00 a 17:30 horas. El precio de la entrada es de 1,50 euros.

Desde São Pedro de Moel se pueden visitar además las ciudades de Nazaré y Leiria (ambas a 23 minutos en coche), el monasterio de Batalha (media hora) y la coqueta localidad de Ourém (50 minutos)

Comer en São Pedro de Moel

La reducida oferta de restaurantes unido al turismo más elitista que visita la localidad hace que los precios para comer en São Pedro de Moel suban con respecto a otros puntos de la costa portuguesa. Los que no tengan problema en rascarse un poco más el bolsillo seguirán encontrando esa calidad de los productos del mar de la que hacen gala los establecimientos lusos.

  • Restaurante Esplanada Estrela do Mar (Avenida Marginal São Pedro de Moel). Es sin duda el restaurante mejor enclavado de São Pedro de Moel al contar con una amplia terraza con vistas al océano. La calidad de los productos que manejan (pescado y mariscos) es indudable, pero las cantidades no son demasiado generosas y los precios, un tanto altos para la media de la Región Centro de Portugal.  Nosotros degustamos un arroz de tamboril (rape) sin demasiado tamboril (16 euros). El tamaño de su ración completa era el mismo que el de la media en otros restaurantes de lugares como Aveiro o Espinho. Eso sí, estaba delicioso. También pedimos una espetada mixta de carne (ternera y cerdo) muy jugosa (13 euros). Para haceros una idea de su carta, una mariscada para dos personas tiene un precio de 120 euros (el doble que en algunos restaurantes de Costa Nova, Figueira da Foz o Matosinhos, por ejemplo). Las almejas al estilo Bulhão Pato, 22 euros. Una lubina a la brasa, 48 euros el kilo. El bacalao ‘premium’ grelhado na brasa, 18 euros. El trato es muy agradable y las presentaciones muy cuidadas. Precio medio por persona: 20-30 euros.
Arroz de tamboril del restaurante Estrela do Mar

Arroz de tamboril del restaurante Estrela do Mar

  • O Pai dos Frangos (Av. Do Faro. Praia Velha). Restaurante ubicado en una caseta de madera levantada sobre la arena de praia Velha, a pocos metros del faro de Penedo da Saudade. O Pai dos Frangos tiene unos precios más ajustados que el Estrela do Mar y también apuesta por los productos del mar de calidad. En pleno verano a la hora de comer, se puede pasar demasiado calor en su terraza. Por eso es ideal para disfrutar de una cena al atardecer. Con una ración de almejas al estilo Bulhão Pato (15 euros) y un pescado del día (25 euros) o un bacalao al estilo praia Velha (12 euros) se puede comer perfectamente. Precio medio por persona: 20 euros.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies