Sabugal

Sabugal es uno de los municipios más desconocidos e interesantes de Portugal. Fronterizo con la provincia de Salamanca y ubicado en el Alto Côa, destaca por sus castillos y fortificaciones y unas tradiciones muy arraigadas donde sobresalen las ‘capeias arraianas’. Repasamos todo lo que ver en Sabugal en una guía que recoge la ruta por sus cinco aldeas medievales, las mejores playas fluviales, rutas de senderismo como la que alcanza el nacimiento del río Côa y propuestas gastronómicas para paladear su cocina tradicional

Algunos de los episodios más importantes de la historia de la península ibérica han pasado por Sabugal. Tierra habitada por los hombres del Neolítico, fue a raíz de la independencia de Portugal cuando comenzó a tener un papel protagonista. Pasó a manos leonesas en el siglo XII gracias al empuje de Alfonso IX, periodo en el que fue testigo de diversas batallas con el reino de Castilla. Un siglo después volvió a manos lusas, algo que se confirmó en la firma del histórico tratado de Alcañices. Ahí no acabaron las fricciones, porque los castellanos tomaron en más de una ocasión los castillos de Sabugal y hasta la Guerra de la Independencia contra Napoleón hubo tensión y ruido de cañones. Después se silenciaron y el municipio permanece desde entonces en un discreto segundo plano solo al alcance de los viajeros que intentan ir más allá. Acompáñanos a descubrir los lugares más interesantes que ver en Sabugal.

Parque del río Côa en Sabugal

Parque del río Côa en Sabugal

Cómo llegar a Sabugal

En coche. La ciudad de Sabugal, capital del municipio del mismo nombre, se encuentra muy próxima a la frontera con las provincias de Salamanca y Cáceres. De la capital salmantina la separan algo menos de dos horas. Primero hay que llegar a Ciudad Rodrigo por la autovía A-62 y posteriormente tomar la SA-200 para cruzar la frontera por la localidad de La Alberguería de Argañán. Desde la ciudad portuguesa de Guarda hay un cómodo viaje de media hora por la N233.

En tren. El caso de la conexión ferroviaria de Sabugal es cuanto menos curioso. El apeadero de la ciudad se encuentra a 25 kilómetros. Concretamente en Barraçao, en la freguesia de Panóias de Cima. Se da la circunstancia de que este apeadero está más cerca de Guarda que de Sabugal. Por este motivo, todos aquellos que quieran usar el tren también pueden utilizar la propia estación de ferrocarril de Guarda que además tiene más conexiones. Entre el apeadero de Sabugal y Oporto hay trenes que hacen el trayecto en cinco horas y media, como el Intercidades (22,50 euros) que realiza un único trasbordo en la estación de Entroncamento.

En autobús. La compañía Flixbus hace paradas en Sabugal (avenida João Pereira 8), Nave, Alfaites y Aldeia da Ponte dentro de sus itinerarios que conectan Portugal con España y Francia.

Hoteles en Sabugal

Por su cercanía a Salamanca, nuestra ciudad de origen, la mayoría de las visitas que hemos hecho al municipio de Sabugal no han precisado de alojamiento. Eso sí, en una ocasión decidimos pernoctar en uno de los hoteles más modernos e interesantes con los que cuenta la zona. Se trata de Cró Hotel Rural. Está enclavado en mitad de la dehesa en la freguesía de Rapoula do Côa. Su origen está ligado a la recuperación de las Termas de Cró, unos baños que posiblemente descubrieron los romanos y que permanecieron en el olvido durante años. Junto al antiguo edificio que acogió la casa de baños se ha construido un moderno hotel donde se integra la zona termal. Las habitaciones son amplias, modernas y con gran luminosidad. Una de sus particularidades es que la bañera se ubica junto a una ventana que ocupa todo el alto del cuarto de baño y que desde el exterior no permite ver nada ya que actúa como un espejo.

Nuestra habitación en Cró Hotel Rural

Nuestra habitación en Cró Hotel Rural

Posee además un interesante restaurante, servicio de masajes y tratamientos y un acceso libre a la piscina termal, algo que no ocurre en otros muchos hoteles de este tipo y que es una de sus fortalezas. Durante todo el año ofrecen paquetes románticos que incluyen el alojamiento, masajes, cena, desayuno y el acceso a la piscina.



Booking.com

Otras opciones para alojarse en Sabugal son la Hospedaria Robalo, situada en el centro de la ciudad. Cuenta con habitaciones nuevas y sencillas donde destaca la limpieza y la tranquilidad. La Casa da Azenha y el Moinho do Ti Zé Ricardo, son otras alternativas para viajar en familia y pernoctar en una casa rural en medio de un ambiente más tradicional.

Qué ver en Sabugal. Castillos, piscinas naturales y senderismo

Patrimonio, naturaleza y gastronomía. Sobre estos tres pilares se asienta la propuesta turística de Sabugal. Villas medievales con sus castillos; rutas de senderismo por la Serra da Malcata y piscinas naturales en el río Côa; y una cocina de primer nivel donde destacan platos como el cabrito asado, las truchas y, por supuesto, el bacalao. Vamos a repasar algunos de los lugares imprescindibles que ver en Sabugal para que le saques el máximo partido a tu visita.

Sabugal

La imponente torre del homenaje de planta pentagonal del castillo de las Cinco Esquinas domina sin competencia la silueta urbana de Sabugal. La capital del municipio es una ciudad apacible con un interesante casco histórico que se extiende en la margen derecha del río Côa y donde la vegetación de ribera regala un frondoso paisaje repleto de color en los meses de primavera.

Castillo de las Cinco Esquinas

Aunque la fortificación inicial fue mandada construir por Alfonso IX de León, el rey Dinis le dio lustre al reforzarla con la magnífica torre del homenaje. El castillo de las Cinco Esquinas goza de un fantástico estado de conservación gracias, en gran medida, a la restauración que se acometió en 2005. La esposa de Dinis, Santa Isabel de Portugal, protagonizó en estos muros el conocido como ‘milagro de las rosas’. La reina acostumbraba a realizar donativos a los pobres, algo que su esposo veía con malos ojos. Un día el rey Dinis sorprendió a Isabel llevando pan en su delantal para los más desfavorecidos. En ese momento, el alimento se transformó en rosas, lo que hizo que el rey empezara a aceptar las obras benéficas de su mujer.

Castillo de las Cinco Esquinas que ver en sabugal

Castillo de las Cinco Esquinas


HORARIO

De lunes a domingo de 9:30 a 13:00 y de 14:00 a 17:30 horas (última entrada 15 minutos de la hora de cierre)

PRECIO

2 €


Museu do Sabugal

Es el principal espacio expositivo que ver en Sabugal. Se asienta en un bonito edificio del siglo XIX y sirve para conocer la historia del municipio desde los primeros pobladores hasta la actualidad. Además de las exposiciones temporales, el museo alberga objetos como artesanía, herramientas y monedas que se encontraron en los yacimientos de la zona.


HORARIO

De junio a agosto. De lunes a viernes de 10:00 a 13:00 y de 14:00 a 18:00 horas

De septiembre a mayo. De lunes a viernes de 9:30 a 13:00 horas y de 14:00 a 17:30 horas.

PRECIO

2 €


Torre sineira e Porta da Vila

La única puerta que sigue en pie de la muralla construida por Alfonso IX de León está reforzada con un campanario (torre sineira) de planta cuadrada y bóveda de mampostería que se añadió posteriormente. Hoy es uno de los símbolos de Sabugal y el lugar donde está ubicado el reloj más significativo de la ciudad.

Torre sineira e Porta da Vila

Torre sineira e Porta da Vila

Casa dos Britos

Entre las antiguas casas señoriales con las que contó Sabugal queremos destacar la Casa dos Britos que en el siglo XVII perteneció a Brito Távora Silva. Del palacete original solo se conserva la fotogénica fachada compuesta por un pórtico de columnas jónicas y una escalinata semicircular.

Casa dos Britos

Casa dos Britos

Iglesias Matriz y de la Misericordia

Si hablamos del patrimonio religioso que ver en Sabugal hay que hacer dos menciones. Por un lado, la iglesia Matriz o de São João, barroca y que destaca por su coro de madera apoyado en columnas de granito. Más interesante arquitectónicamente hablando es la iglesia de la Misericordia, románica del siglo XIII, pero reconstruida en el siglo XVII.

Parque del río Côa y praia fluvial da Devesa

Uno de los cambios más interesantes que ha vivido Sabugal en los últimos años tiene que ver con la recuperación de la ribera del río Côa. Un gran espacio verde con pasarelas y puentes que configuran un agradable paseo. Además existen juegos infantiles, aparatos biosaludables y un bar con terraza que abre en los meses de verano.

Praia fluvial da Devesa que ver en Sabugal

Praia fluvial da Devesa

El complemento perfecto a este pulmón de Sabugal ha sido la praia fluvial da Devesa. Cuenta con zonas verdes repletas de árboles y una zona de arena para el disfrute de los más pequeños. Y todo ello a un paso del casco histórico de la ciudad y junto a una zona de huertas y campos de cultivo.

Sortelha

Es la joya de la corona del municipio de Sabugal. Esta villa medieval forma parte de la red de Aldeias Históricas de Portugal y para muchos (entre los que nos incluimos) es uno de los pueblos más bellos de todo el país. Su grandeza radica en la excelente conservación de su recinto amurallado. Traspasar sus murallas es realizar un fidedigno viaje en el tiempo. Ya lo dijo José Saramago en su “Viaje a Portugal”: “Entrar en Sortelha es entrar en la Edad Media”.

Castillo de Sortelha

Castillo de Sortelha

Aunque lo ideal es perderse por sus callejuelas y recorrer su muralla, hay algunos puntos que no pueden pasar desapercibidos. El primero es su castillo, que parece sacado de un cuento de caballeros y princesas. Data del siglo XIII y desde sus almenas se divisa la silueta urbana se Sortelha y un entorno natural repleto de olivos, alcornoques, pinos y castaños. De todos los elementos que tiene el castillo destaca sobre todo uno, el balcón de Pilatos. Uno de las posiciones  desde donde se lanzaban los proyectiles para defender la fortaleza.

Muralla de Sortelha

Muralla de Sortelha

La denominada Casa Árabe, que la identificaremos por la inscripción en este idioma en su dintel; la vivienda con ventana manuelina; o la llamada casa número 1, una de las más fotogénicas por sus dos pisos y escalera exterior, son otras de las paradas obligatorias.

Un buen momento para visitar Sortelha es en el mes de septiembre, cuando se recrean las luchas entre los reinos de León y Portugal en una feria medieval que se complementa con un amplio programa de conciertos, representaciones teatrales y desfiles.

Feria medieval de Sortelha

Feria medieval de Sortelha

Vilar Maior

Hemos destacado la belleza de los castillos de Sabugal y Sortelha y su buen estado de conservación, pero el de Vilar Maior no le va a la zaga. Esta pequeña aldea que también formó parte del Reino de León hasta la firma del tratado de Alcañices cuenta con una fortaleza muy interesante de la que se conserva la muralla exterior ovalada, la torre del homenaje y la cisterna. Las diferentes excavaciones arqueológicas realizadas han permitido además encontrar los restos de los edificios que albergó el interior de la ciudadela y que servían para cobijar a los militares encargados de su defensa y también como almacenes de armas.

Castillo de Vilar Maior

Castillo de Vilar Maior

Junto al castillo se encuentran las ruinas de la igreja de Santa Maria do Castelo donde sobrevive un arco y parte de su estructura. Otros monumentos desatacados de Vilar Maior son su puente medieval de tres arcos sobre el río Cesarão, el pelourinho o picota y el Solar dos Rebochos, una casa señorial de dos pisos del siglo XV.

Puente medieval de Vilar Maior

Puente medieval de Vilar Maior

Alfaiates

De origen árabe (Al-haet, que significa muro o muralla), Alfaiates ganó importancia durante su periodo como enclave del Reino de León. Curiosamente en el siglo XIV, y tras sufrir las consecuencias de la peste negra, Alfaiates apostó por abrir refugios de fugitivos que estaban perseguidos por la justicia en otras regiones. Una fórmula cuanto menos llamativa para impulsar su repoblación.

Castillo de Alfaiates

Castillo de Alfaiates

En Alfaites destaca su castillo, que en 2021 se encontraba inmerso en una profunda restauración. Está ubicado en el centro de la localidad y se le conoce como ‘castillo de la Luna’, quizás porque sus antiguos moradores creyeron que, desde su torre del homenaje, se veía más cercana y luminosa. Destaca por su estilo militar románico-gótico de planta cuadrada. Además, su pequeña ciudadela está protegida por un doble cinturón de murallas.

Igreja da Misericórdia de Alfaiates

Igreja da Misericórdia de Alfaiates

El paseo por Alfaiates también nos debe llevar a su igreja da Misericórdia, del siglo XIII y por lo tanto con elementos románicos y góticos, y al pelourinho, del siglo XVI. Ambos monumentos se encuentran en uno de los espacios más bellos de toda la localidad.

Vila do Touro

La quinta y último villa medieval de Sabugal es Vila do Touro. Ubicada muy cerca del curso del río Côa, que en el siglo XIII establecía la frontera entre Portugal y León. Entre grandes domos graníticos en el denominado alto da Pena se construyó el castillo de la localidad a manos de los templarios. Sin embargo, el municipio de Guarda se opuso y la fortaleza no llegó a ser acabada. Eso unido a la firma del tratado de Alcañices, dejó a Vila do Touro sin importancia estratégica y, por lo tanto, sin la necesidad de ningún castillo. Hoy solo quedan en pie unos cuantos muros y una de sus entradas. En su interior las excavaciones arqueológicas han revelado que este lugar fue habitado desde la Edad de Hierro. Además se encontraron tableros de antiguos juegos medievales grabados en las rocas. Una serie de pasarelas y escaleras con paneles interpretativos ayudan a desentrañar la historia del castillo y de los primeros pobladores de la zona.

Castillo de Vila do Touro

Castillo de Vila do Touro

Otro de los atractivos de Vila do Touro son sus ventanas manuelinas, muy bien conservadas y de excelente factura.

¿Qué son las ‘capeias arraianas’?

La marcada personalidad del municipio de Sabugal de demuestra en tradiciones muy arraigadas como las ‘capeias arraianas’. Cada verano, las fregesias del concejo celebran más de una treintena de espectáculos taurinos con unas características muy singulares. Lo que más llama la atención es el uso de un elemento denominada  forcão (forcón). Se trata de una gran horca de madera sujetada por una treintena de jóvenes que se emplea para lidiar al toro bravo. Asimismo, se celebran encierros por las calles de los pueblos, festejos de rejones y los forcados.

Piscina natural de Vale das Éguas

El municipio de Sabugal no solo es rico en patrimonio, también cuenta con una buena nómina de piscinas naturales, la mayoría en el río Côa. Durante nuestra visita a las Termas de Cró tuvimos la oportunidad de visitar dos de ellas. La de Vale das Éguas, también conocida como área recreativa de Ínsua, posee en zona de playa fluvial propiamente dicha en el Côa, pero también una piscina de obra que se alimenta de estas aguas gracias a un canal. Junto a ella existen una amplia zona de césped y un bar donde se elaboran carnes a la brasa. La zona es muy agradable con numerosas sombras y un amplio aparcamiento.

Piscina natural de Vale das Éguas

Piscina natural de Vale das Éguas

Piscina natural de Rapoula do Côa

Otra interesante piscina natural que ver en Sabugal es la que está ubicada junto al casco urbano de la freguesia de Rapoula do Côa. Una pesquera divide el curso del río en dos partes, una rodeada de arena y equipada con sombrillas para tomar el sol como si estuviéramos en una auténtica playa. Las grandes rocas de granito en el agua ofrecen zonas con más o menos profundas. Y la otra, más salvaje repleta de vegetación y donde la profundidad es mayor para poder nadar con total libertad. Cuenta además con merendero y servicio de vigilancia en los meses de verano.

Piscina natural de Rapoula do Côa

Piscina natural de Rapoula do Côa

Otras piscinas naturales de Sabugal

Las de Vale das Éguas, Rapoula do Côa y la que está en la propia ciudad de Sabugal no son las únicas piscinas naturales del municipio ni mucho menos. También merece la pena destacar la de Malcata, en gran parte por un entorno muy bien equipado con zona de arena con sombrillas, área de césped con numerosos árboles, además de un espacio de estacionamiento de autocaravanas. El curso del río Côa en este punto es mucho más ancho, aunque en ocasiones la calidad del agua no es la más deseable.

Otra interesante piscina natural es la de Quadrazais. Está a un kilómetro de la localidad del mismo nombre y cuenta con zona de arena y césped y una pasarela que llega hasta el mismo centro del río. Existe servicio de socorrista y un bar y merendero remodelados recientemente.

Serra da Malcata

Los municipios de Sabugal y Penamacor comparten la reserva natural da Serra da Malcata. Su vertiente norte está delimitada por el curso del río Côa y ofrece paisajes de gran frondosidad en las freguesias de Quadrazais y Vale do Espinho. Esta reserva natural nace de la necesidad de preservar el lince ibérico. Eso sí, a día de hoy no se tiene constancia de que haya ejemplares de esta especie en peligro de extinción en este enclave. En la Serra da Malcata se pueden realizar recorridos guiados que se deben concertar en el Centro de Educação Ambiental da Senhora da Graça de Aldeia de Santo António y sencillas rutas de senderismo como el percurso da Capela do Espírito Santo (4,6 kilómetros circular).

Rutas de senderismo por el río Côa

El gran atractivo natural con el que cuenta Sabugal es el río Côa y sus riberas. Su nacimiento se encuentra la freguesia de Foios, en la Serra das Mesas. En este punto parte la conocida como la Grande Rota do Vale do Côa. Se trata de un itinerario lineal y perfectamente señalizado compuesto de 11 etapas de entre 10 y 25 kilómetros. La primera, como es lógico, comienza en el nacimiento del río y la última alcanza su desembocadura en el Douro en Vila Nova de Foz Côa. En la web oficial de la ruta se encuentra la descripción de cada una de las etapas.

Nacimiento del río Côa

Nacimiento del río Côa

Los que quieran realizar tan solo la ruta del nacimiento del río Côa pueden hacer este itinerario que parte de Foios y transita por un paisaje granítico donde se suceden pinares, robledales y paisajes ganaderos. Tiene 15,3 kilómetros, es circular y su dificultad es media-alta.

Meandros del río Côa

Meandros del río Côa

Otra interesante ruta de senderismo que también tiene al Côa como protagonista y que en este caso es circular, es la de los meandros del río Côa. Se trata de un itinerario sencillo de 10,2 kilómetros que parte de la ciudad de Sabugal. El sendero se adentra en un bosque de pinos, robles y matorral bajo que adquiere gran belleza en los meses de otoño y primavera. Entre antiguos molinos, el camino se va acercando al curso del río Côa donde se apreciarán los meandros que va formando entre vegetación de ribera como alisos, fresnos y sauces.

Dónde comer en Sabugal

Desde el principio hemos apuntado que este recorrido por todo lo que ver en Sabugal se sustentaba sobre tres columnas: patrimonio, naturaleza y gastronomía. La cercanía de Salamanca con este municipio portugués nos ha permitido viajar en varias ocasiones y conocer algunos de sus restaurantes más interesantes y singulares. Todos los que vamos a recomendar a continuación coinciden en una apuesta por la cocina tradicional donde sobresalen platos como el cabrito al horno, las truchas del río Côa, las carnes de vacuno y cerdo a la brasa y, por supuesto, el bacalao.

  • Restaurante El Dorado (Rua 25 de Abril, 22. Foios). En la freguesia de Foios se encuentra el primer restaurante que descubrimos en el municipio de Sabugal y del que guardamos un extraordinario recuerdo. El Dorado cuenta con un amplio comedor donde el trato es exquisito de principio a fin. Los camareros te cantan una carta donde aparecen platos tradicionales como el cabrito, el cordero, la ternera, el bacalao y las truchas del río Côa. Pero hay una receta que bordan en este restaurante: los langostinos en salsa (al estilo El Dorado). Es una preparación propia que lleva ingredientes como cebolla, tomate, pimentón, vino y limón. El resultado es extraordinario y resulta difícil sucumbir a la tentación de mojar pan sin ningún tipo de control. Nos gustó también el bacalao a brás, muy jugoso; y el cabrito, acompañado con patatas y verdura. Los postres también son caseros y los precios, ajustados teniendo en cuenta la calidad de la materia prima y de la cocina. Precio medio por persona: 16 euros.
Langostinos al estilo El Dorado

Langostinos al estilo El Dorado

  • Restaurante Casa Agrícola Domingos Ambrósio (Rua Dr. João Lopes, 26. Sabugal). Es uno de los grandes descubrimientos que hemos realizado en ‘la Raya’ en los últimos años. Ubicado al sureste de la ciudad de Sabugal, la Casa Agrícola Domingos Ambrósio es un restaurante de reciente apertura que apuesta por la cocina tradicional con presentaciones muy atractivas y a precios ajustados. Ofrece platos del día a 8 euros. Dentro de esta nómina nosotros optamos por una picanha muy jugosa y tierna. Ya en la carta, destaca el bacalhau com batata a murro, uno de los mejores que hemos comido en Portugal (10 €). Otras de sus especialidades son el pulpo (polvo à lagareiro) (10 €), el cabrito asado (13 €) y el arroz con rape, gambas y almejas (25 € para dos). Además, de entrada nos sirvieron de forma gratuita cuatro pequeños aperitivos (garbanzos, patas de pollo, ensaladilla y un gofre salado). Los postres se incluyen en el precio de los platos principales, salvo que sean calientes, donde se añade un suplemento de 1 euros. Exquisita la pera al horno con mermelada de frutos rojos, helado y galleta molida. Precio medio por persona: 13 euros.
Bacalhau com batata a murro de Casa Agrícola Domingos Ambrósio

Bacalhau com batata a murro de Casa Agrícola Domingos Ambrósio

  • TrutalCôa (Ponte De Rojões, en la carretera entre Quadrazais y Vale do Espinho). Las sorpresas gastronómicas no cesan en Sabugal. A orillas del río Côa, junto a la carretea que une Quadrazais y Vale do Espinho, encontramos este vivero de truchas que posee un coqueto restaurante. Es un emplazamiento idílico que, con buena climatología nos invita a pasar una jornada formidable, primero con una deliciosa comida y posteriormente tomando una copa o un refresco en la terraza dispuesta a orillas del río. Como no podía ser de otra forma, las recetas con truchas son la columna vertebral de la carta de TrutalCôa. Al horno acompañadas de patatas, pimientos y champiñones; fritas con arroz y tomate; cocinadas al vapor… No solo de truchas vive este restaurante. También elaboran con maestría el bacalao con recetas clásicas como al horno con bechamel o con patatas y a brás. Todo aquel que visite TrutalCôa también puede comprar truchas para cocinarlas en casa e incluso pescarlas uno mismo. Precio medio por persona: 15 euros.
Truchas al horno con patatas, pimientos y champiñones de TrutalCôa

Truchas al horno con patatas, pimientos y champiñones de TrutalCôa

  • Zé Nabeiro (Rua das Hortas, 9. Soito). Otro restaurante muy singular para comer en Sabugal se encuentra en la freguesia de Soito. Zé Nabeiro es un paraíso para los carnívoros. Por 12,50 euros tienes una parrillada mixta o, lo que es lo mismo, ‘barra libre’ de carnes a la brasa de cerdo, vacuno y cordero. A medida que las piezas van saliendo de la humeante chimenea del comedor, los agradables camareros te ofrecen repetir una y otra vez. Producto de calidad, jugoso y recién hecho. Puedes acompañarlo con una ensalada o con la receta más típica de la zona, la canja de cornos. Se trata de una exquisita sopa cocinada a fuego lento en una gran cazuela dispuesta sobre las brasas. Está elaborada con carne de ternera, pasta para sopa de estrellas, cebolla y ajo. Deliciosa. Como postre elaboran un flan casero excelente y cuentan con una amplia variedad de quesos de la zona. Precio medio por persona: 14 euros.
Restaurante Zé Nabeiro

Restaurante Zé Nabeiro

♦ OTROS LUGARES QUE VISITAR EN EL CENTRO DE PORTUGAL

Ruta por todo lo que ver en Óbidos en un día

7 cosas que ver en Fundão en un fin de semana

Qué ver en Ovar entre azulejos y playas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies