Playa de Furadouro

Tradición y modernidad. En la playa de Furadouro conviven el aroma a barrio pesquero con los turistas ávidos de grandes playas y un Atlántico indómito en el que surfear o practicar kitesurf. Considerada una de las mejores playas de la Región Centro de Portugal, Furadouro es un extraordinario lugar para degustar pescado fresco y para caminar o montar en bicicleta por el agradable paseo que la une con la ciudad de Ovar. En esta guía repasamos todo lo que puedes ver y hacer en este rincón de la costa lusa

Como ocurre con playas cercanas como las de Esmoriz, Mira o Costa Nova, Furadouro tiene su origen en la actividad pesquera. Todavía se pueden ver algunas de las viviendas típicas de pescadores de una o dos plantas, desgastada por la brisa atlántica. Sin embargo, el paso del tiempo convirtió a la playa de Furadouro en un codiciado destino vacacional. Las casas de los marineros fueron dando paso a apartamentos, numerosos restaurantes, un buen número de alojamientos y a un agradable y amplio paseo marítimo con un gran ambiente durante todo el año. Porque si algo nos llama la atención de este lugar es que en invierno no se convierte en un espectro irreconocible. Son muchos los vecinos de Ovar y de las localidades limítrofes los que acuden a Furadouro cuando los tímidos rayos del sol de los meses invernales hacen su aparición. Ya sea para caminar junto al océano, quedarse dentro del coche mirando el Atlántico o disfrutar de unos platos de pescado ‘grelhado’. Cualquiera de ellas es buena excusa para desconectar junto al mar.

Pasarela norte de la playa de Furadouro

Pasarela norte de la playa de Furadouro

Curiosa casa con motivos pesqueros en Furadouro

Curiosa casa con motivos pesqueros en Furadouro

Cómo llegar a Furadouro

En coche. La playa de Furadouro se encuentra a 5 kilómetros del centro de Ovar. Las amplias y coloridas avenidas da Régua y do Emigrante unen ambos puntos. Un agradable paseo por una zona residencial sin solución de continuidad dotado de carril bici y decorado con gusto con palmeras, adelfas, plátanos, hortensias y otras especies arbóreas y arbustivas. Su cercanía con Aveiro (42 minutos en coche) y Oporto (35 minutos), convierten a esta playa en una visita recomendable desde ambas ciudades. En los dos casos el trayecto se realiza por autovía hasta Ovar.

En tren. La estación de ferrocarril más cercana a la playa de Furadouro es la de Ovar. Esta ciudad cuenta con una buena conexión férrea con Oporto y Lisboa ya que su estación se encuentra dentro de la principal línea del país.

En autobús. La empresa Auto Viação De Souto ofrece doce servicios diarios entre Furadouro y Ovar y viceversa entre las 6:30 y las 19:00 horas con salidas cada hora. La parada en la ciudad de Ovar si encuentra situada enfrente de la estación de ferrocarril. En Furadouro, está ubicada en la intersección de las rúas Gonçalo Velho y das Campanas junto a la carnicería (talho) Cariz.

Qué ver en la playa de Furadouro

Furadouro es principalmente y por encima de todo, su playa. Un interminable arenal abierto al Atlántico que suele registra un fuerte oleaje en cualquier época del año e importantes rachas de viento. Aunque no siempre podamos sumergirnos en sus frías aguas, el hecho de pasear por su fina arena es un auténtico privilegio. La calidad de esta playa y los numerosos servicios con los que cuenta le hacen acreedora de la bandera azul. Cuenta con socorristas, accesos habilitados para discapacitados, duchas, vestuarios, zona de alquiler de casetas de playa y varios chiringuitos.

Vista de la playa de Furadouro desde uno de sus espigones

Vista de la playa de Furadouro desde uno de sus espigones

Playa de Furadouro Norte

En verano la ocupación de la playa de Furadouro es alta, pero si queremos un poco más de intimidad es suficiente con andar por la pasarela de madera que parte del paseo marítimo en dirección norte. Una vez pasado el camping, nos metemos de lleno en la playa de Furadouro Norte, un arenal totalmente virgen rodeado de un imponente paisaje dunar donde los vigorosos pinos frenan el avance de la arena hacia el interior. Esta vertiente norte de Furadouro está incluida en la lista de playas donde se practica nudismo, según la Federação Portuguesa de Naturismo. No es una playa nudista como tal, pero los bañistas naturistas pueden practicarlo sin problemas, especialmente en la zona más próxima a las dunas y el pinar.

Playa de Furadouro Norte

Playa de Furadouro Norte

El arte de la xávega

En la playa de Furadouro Norte también es posible contemplar el arte de la xávega. En días en los que el estado de la mar es benévolo (en la oficina de turismo de Furadouro pueden informarnos previamente) los pescadores se lanzan al océano para hacer sus capturas mediante un método muy popular en la costa lusa y que ha permanecido casi invariable a lo largo de los años. En torno a las 5:30 horas de la madrugada, una barca de madera en forma de media luna se adentra en el Atlántico en torno a un kilómetro para extender una red formando un círculo. Previamente se han dejado los cabos en la orilla. Pasada una hora aproximadamente, dos tractores empiezan a tirar de los cabos para arrastrar la red hacia la arena. Ese momento se produce normalmente en torno a las 7:30 horas, por los que hay que madrugar para contemplarlo.

Zona del arte de la xávega en Furadouro

Zona del arte de la xávega en Furadouro

Es un auténtico espectáculo ver la red llegando a la orilla repleta de peces, que los pescadores van separando con esmero para posteriormente llevarlos a la lonja. Desgraciadamente la presencia de tractores y su fuerte olor a gasolina desluce la escena. Antiguamente la xávega se realizaba con bueyes, pero estos animales fueron despareciendo de la zona y se optó por mecanizar el proceso.

Esta arte de pesca surgió como la única manera para salir a faenar en aquellos lugares donde no existía puerto y las barcas se tenían que dejar varadas en la arena. Son además embarcaciones vigorosas con una proa más elevada capaz de resistir los envites de las olas que en esta zona del Atlántico son muy agresivas. Si paseamos por la playa de Furadouro Norte veremos alguna de estas barcas y las redes acumuladas en pequeños remolques a la espera de lanzarse al océano para seguir manteniendo viva una tradición que resiste al paso del tiempo.

Paseo marítimo y zona comercial

Furadouro cuenta con un paseo marítimo de casi un kilómetro dotado de amplias aceras y numerosos bares y restaurantes que en los meses de verano despliegan sus terrazas. El mejor momento del día para caminar por él es al atardecer. Contemplar al astro rey ocultándose poco a poco en el Atlántico es un espectáculo que deja un colorido singular e imágenes para el recuerdo.

Esculturas en el paseo marítimo de Furadouro

Esculturas en el paseo marítimo de Furadouro

La columna vertebral de Furadouro es la avenida dos Bombeiros Voluntários do Porto, una gran calle peatonal repleta de tiendas, pastelerías, cafés y restaurantes.

Avenida dos Bombeiros Voluntários do Porto

Avenida dos Bombeiros Voluntários do Porto

Atardecer en la playa de Furadouro

Atardecer en la playa de Furadouro

Ciclovia do Furadouro

El municipio de Ovar puede presumir de contar con una de las mejores redes de carril bici de Portugal. Dos de los principales itinerarios de esta red tienen a Furadouro como protagonista. El principal es el que une esta playa con la de Esmoriz. Un trazado de diez kilómetros donde el carril bici está construido en paralelo a la carretera, pero separado de ella para dar mayor seguridad a los ciclistas. Está en marcha desde marzo de 2013 bajo el nombre de Ciclovia da Estrada Florestal y recorre un bonito bosque de pinos asentado sobre el paisaje dunar.

Otro interesante carril bici es el que comunica Ovar con Furadouro por las avenidas da Régua y do Emigrante. Tiene 3,5 kilómetros.

Carril bici entre Furadouro y Esmoriz

Carril bici entre Furadouro y Esmoriz

Carril bici entre Ovar y Furadouro

Carril bici entre Ovar y Furadouro

Hoteles en Furadouro

El principal hotel para alojarse en Furadouro es el Furadouro Boutique Hotel Beach & SPA de cuatro estrella. Está situado en primera línea de playa y cuenta con unas habitaciones modernas y confortables. Los huéspedes pueden disfrutar de su piscina cubierta climatizada y un desayuno variado con productos de calidad.

Habitación del Furadouro es el Furadouro Boutique Hotel Beach & SPA

Habitación del Furadouro es el Furadouro Boutique Hotel Beach & SPA

Otras opciones para pernoctar en Furadouro son los alojamientos Nine Senses, con una excelente valoración en Booking y que incluyen el desayuno y ofrecen a sus clientes bicicletas gratuitas para recorrer la zona. Una alternativa todavía más económica son los hostel Marias y Furadouro Terrace.



Booking.com

Comer en Furadouro

Los productos del mar copan las cartas de los restaurantes para comer en Furadouro. Estamos ante una oportunidad de paladear los siempre apetecibles pescados y mariscos ‘grelhados’, además de las caldeiradas y arroces caldosos, a precios muy ajustados y con una calidad incuestionable.

  • Restaurante Casa Figueiras (Av. Tomás Ribeiro, 51. Furadouro). Es uno de nuestros restaurantes favoritos, no solo para comer en Furadouro, sino en toda esta zona de la costa portuguesa. En Casa Figueiras cuidan el producto y su elaboración. Y todo ello en una típica tasca pesquera donde sacan las parrillas a la calle y atienden con una absoluta amabilidad. Recomendables son los pescados ‘grelhados’ como la dorada y la lubina, pero especialmente su plato ‘estrella’, la raía a pescador. Hay que encargarla previamente, pero merece la pena. También destacan las lulas (chipirones) y el bacalhau grelhado na brasa. Todo ello con raciones abundantes que rondan los diez euros. Precio medio por persona: 17 euros.
Raia á pescador de Casa Figueiras

Raia á pescador de Casa Figueiras

  • Restaurante O Tasco (R. dos Mercanteis, 30. Furadouro). Otro de los clásicos para comer en Furadouro que al igual que Casa Figueiras está lleno durante todo el año y obliga a hacer una reserva previa. Su especialidad son las lulas grelhadas (11 euros la media ración y 21, la entera), frescas, deliciosas y acompañadas de patata, cebolla y perejil. Destacan también las caldeiradas de pescado (22,50 euros) que hay que encargar previamente y los pescados a la brasa como la lubina (37,50 euros kilo) y la dorada (35 euros kilo). El pulpo y el bacalao no están a la misma altura por lo que es mejor evitarlos. Los precios son un poco más elevados que Casa Figueiras. Precio medio por persona: 20 euros.
Lulas del restaurante O Tasco

Lulas del restaurante O Tasco

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies